Por Alvaro Valenzuela
17 octubre, 2016

Pesa 176 toneladas y ha sido considerado un valioso material en diversas culturas del mundo.

Una piedra gigante de jade de 175 toneladas fue descubierta por mineros en Birmania, un país del sudeste asiático. La roca tiene 4,3 metros de alto y 5,8 metros de largo y ya se ha valorado en más de 170 millones de dólares, según informó la BBC. Fue encontrada en una mina estatal del estado de Kachin, una zona famosa por la producción de jade y al mismo tiempo marcada por la violencia.

Birmania es la fuente de casi todas las jadeítas más finas del mundo. Estas son hermosas piedras de color verde casi traslucidas que se suelen usar en la joyería. Es tan importante el jade para este país que corresponde a casi la mitad de su Producto Interno. Jade es un término genérico para dos piedras diferentes: la nefrita y la jadeíta.

BBC
BBC

En 2014, Alex Preston, corresponsal de la BBC en Birmania, informaba que según cálculos, el valor del comercio de jade en Birmania asciende a más de ocho mil millones de dólares al año.

1476613027-jade3-2
BBC

La mayor parte de esas piedras semipreciosas son exportadas a China donde tienen un alto valor. De hecho en aquel país se le conoce como «la piedra del paraíso». El gigante asiático se ha convertido en un importante socio comercial de Birmania desde que cayó la dictadura militar que gobernó hasta 2011.

1476612957-jade2-2
BBC

El jade puede tener varios colores: verde, blanco, gris, negro, amarillo, naranja y violeta. Fue descubierto hace siete mil años y en la Prehistoria se utilizó para fabricar utensilios y armas, porque es un material muy duro.  A menudo se le llama gema real en China, ya que fue muy apreciada por los emperadores.

Pero no sólo para los asiáticos era valiosa esta piedra. En Latinoamérica,  para mayas y aztecas tenía más valor que el oro.

Wikimedia Commons
Máscara de jade maya. Wikimedia Commons

El jade y Kachin han cumplido un rol importante también en la dura historia de Birmania:

El Ejército para la Independencia de Kachin (KIA, por sus siglas en inglés) libró una larga y sangrienta guerra contra el gobierno birmano, según informa Preston. El alto el fuego fue declarado en 1994, pero las tensiones y los estallidos de violencia persisten, y los servicios de seguridad de Birmania tienen una fuerte presencia en la zona.

Puede interesarte