Huevos, leche, mantequilla… y un poco de controversia.

Marlene Goetzeler recibió una solicitud en su panadería Freeport para hacer un pastel como muchos otros, sólo que esta petición especial incluía una Ken, el novio de Barbie, usando un vestido y una tiara de brillantes. A todos en el local les pareció que sería divertido y se pudieron manos a la obra. 

Captura de pantalla 2016-08-26 a las 1.29.26 p.m. 2
Youtube

Cuando subieron a Facebook la fotografía de su obra de arte a base de merengue, esperaron recibir comentarios divertidos, pero nunca una reacción desfavorable como la que obtuvieron.

Captura de pantalla 2016-08-26 a las 1.29.03 p.m. 2
Facebook

Ninguno de los empleados se explicaba por qué tanto rechazo ante su creación, si finalmente sólo se trataba de un pastel con un diseño específico, para satisfacer las necesidades de su cliente.

Captura de pantalla 2016-08-26 a las 1.28.42 p.m. 2
Youtube

Lo más curioso y alarmante para el equipo de la repostería, fue que luego del debate que se generó a partir de la controversial fotografía, los Likes en su página de Facebook disminuyeron considerablemente.

La cereza del pastel, literal, tiene que ver con la poca tolerancia y hermetismo que siguen existiendo al rededor de los estereotipos. Mira en este video el testimonio de la creadora y la reacción de la gente.

¿Qué opinas de toda la polémica que se generó en torno al pastel de Ken usando un vestido?

Puede interesarte