Por Alvaro Valenzuela
10 noviembre, 2016

«¡Un gol en caño me metieron!», dijo el pequeño entre lágrimas.

Tobías Mendoza, un niño argentino de 6 años, ya está harto de tener que ser portero y así se lo hizo saber a sus padres tras jugar un partido de fútbol. El video, que rápidamente conquistó las redes sociales, muestra al pequeño llorando tras recibir un gol de caño (entre la piernas) y no poder jugar en el campo como el resto de sus amigos

Tobías lleva ya dos años siendo el portero del Brisas del Sud, un club del barrio de Mataderos en Buenos Aires. Su padre suele grabar sus actuaciones y las sube a Youtube. Sin embargo, en su último partido algo cambió. El niño rompió a llorar de rabia porque le metieron un gol de caño.

«Ser arquero es lo más aburrido del mundo. Tienes que esperar en la portería hasta que la pelota venga«, gritaba Tobías después del partido volviendo a casa en el coche. Sus padres lo tranquilizaban recordándole las atajadas que había hecho pero él estaba desconsolado, «un gol de caño me metieron a mí», decía entre lágrimas.

Pero a pesar de su molestia lo de ser portero lo lleva en la sangre. Su padre Lisandro es arquero profesional de larga trayectoria y defiende la portería del Deportivo Morón, un club de tercera división del fútbol argentino. Y en otros videos subidos por este mismo se aprecia el talento de su hijo Tobías.

El video rápidamente se viralizó y ya tiene casi 240 mil reproducciones. Mira la escena completa a continuación:

Su fama rápidamente se esparció en las redes sociales e incluso un noticiario de televisión le hizo una nota. El chico confesó que ya no lloraría más y que cuando crezca efectivamente dejará la portería para ser jugador de campo.

Incluso Iker Casillas, el famoso arquero español, se conmovió con el desconsuelo y frustración de Tobías:

¡Ánimo Tobías! ¡Sigue atajando así de bien!

Puede interesarte