Por Irene Cereceda
18 octubre, 2016

Finalmente, ambos terminaron la competencia.

Esta historia es digna de compartir porque habla de las buenas acciones que los seres humanos realizan sin esperar nada a cambio. Jorge Rodríguez es un médico cirujano reconstructivo argentino, pero también triatleta. Compite regularmente en exigentes competencias como los Ironman y cuando realizó su acto de bondad, estaba participando en una de las competencias más exigentes del mundo: el quíntuple Ironman que se realizó en Leon, México.

Todo iba bien hasta que alcanzó los 800 kilómetros en su bicicleta y sufrió una fuerte caída. Minutos antes, y unos kilómetros atrás, un atleta noruego también tuvo un accidente, pero más grave ya que le desfiguró la cara.

Ambos competidores fueron trasladados hasta el hospital. Jorge Rodríguez fue atendido y estaba listo para volver a la competencia, sin embargo, Henning Olsrud no corría la misma suerte ya que en el lugar no había un médico especialista en reconstrucción.

Como Jorge Rodríguez tenía esa especialidad se ofreció para reconstruir la cara de Henning Olsrud quien se había roto los labios, dientes y nariz. Sus heridas eran graves, con pérdida de sustancia por lo que Rodríguez no pensó en que iba a perder tiempo en la carrera y ayudó a su rival.

tmb1_703686_20161017103812
Fuente

Estuvo 3 horas en cirugía con Olsrud para que él también pudiera continuar la competencia. Y así , después de completar los 180 kilómetros de bicicleta y los 42 de maratón que les faltaban, llegaron a la meta en la madrugada.

tmb1_703686_20161017103810
Fuente
tmb1_703686_20161017103809
Fuente

Henning Olsrud terminó en tercer lugar, mientras que Jorge Rodríguez quinto. Sin embargo, este cirujano atleta se llevó el primer lugar en aplausos cuando todos se enteraron de su actuar.

tmb1_703686_20161017103806
Fuente

Un verdadero ejemplo de competencia sana y deportiva.

¿Qué piensas sobre el actuar de este deportista?

Te puede interesar