El Gran Cañón ve amenazada su integridad y mística por un enorme complejo turístico.

Las cosas tienden a comercializarse rápidamente, sobre todo cuando hablamos de un paisaje tan impresionante como este. En el Gran Cañón, existe un lugar en el que dos ríos se unen. Le llaman “La Confluencia”, y es un sitio sagrado para 17 tribus del sector. Pero un importante grupo quiere construir un proyecto turístico que incluye hoteles, locales de comida, ascensores y tiendas de mercadería, que acabaría con la magia del lugar en cuestión de segundos. Esta mujer nos explica su desolación:

httpv://youtu.be/FgRQmH9m7Iw

Original

Puede interesarte