Por Simona Villela
27 febrero, 2015

No es raro escuchar comentarios hirientes e insensibles en el círculo hollywoodense, lo raro es escuchar disculpas.

safe_image

Todo comenzó cuando la actriz Zendaya Coleman se presentó en la ceremonia de los Oscar luciendo un nuevo peinado; unos dredlocks que, según mi humilde opinión, le sentaban perfectamente.

Pero al parecer, otros no. La periodista y comentarista de E!News, Giuliana Rancic, dejó caer unas inapropiadas palabras relacionadas con su look en el programa Fashion Police: «Siento que su cabello huele a aceite de pachulí… o a marihuana».

Captura-de-pantalla-2015-02-27-a-las-12.25.18

La guapa Zendaya recibió con molestia y desconcierto el desafortunado comentario, y reaccionó a través de su cuenta de Instagram:

«Hay una fina línea entre lo que es gracioso y lo que es irrespetuoso. Alguien dijo algo acerca de mi pelo en los Oscar que me dejó sorprendida… Decir que una mujer de 18 años con dreadlocks huele a pachulí o a cannabis (diferentes plantas herbáceas) es un estereotipo muy ofensivo… ¿Quieren saber lo que Ava Du Vernay (directora de los Oscar y nominada por la película Selma), Ledisi (9 veces nominada  a los Grammys, cantautora y actriz), Terry McMillan (escritora estadounidense y defensora de la mujer), Vimcent Brown (profesor de estudios africanos de la Universidad de Harvard), Heather Andrea Williams (historiadora de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Yale), y tantos otros hombres, mujeres y niños tienen en común? Dreadlocks. Y ninguna de ellas huele mal. Ya hay suficiente crítica al respecto del pelo de los afro-americanos en esta sociedad, con la ayuda de todos los ignorantes que deciden discriminarlos por su tipo de cabello. Yo usé los dreadlocks en la alfombra roja para recordarles a las personas de color que nuestro pelo es lo suficientemente bueno».

Las certeras palabras de Zendaya calaron hondo en el corazón de la periodista, quien no dudó en dar disculpas públicas a través de su canal:

httpv://youtu.be/0qjGVhSBCO0

¿Qué hace de la apología de Giuliana un verdadero éxito? Su sinceridad. Porque la disculpa de esta mujer es muy distinta a los «intentos» de perdón que se ven a diario en el mundo de las celebridades. Ella tomó conciencia de que había dicho algo inadecuado, y pidió perdón con humildad. Algo que, sin lugar a dudas, no todo el mundo sabe hacer.

Original

Puede interesarte