Por César Ruiz
2 Junio, 2016

“Una feminista es una persona que cree en la igualdad política, social y económica entre ambos sexos”.

Unas cuantas fotos que capturan el momento en donde la actriz Taraneh Alidousti muestra sin querer su tatuaje en el brazo izquierdo, están causando polémica Irán pues los medios de ese país la están acusando de feminista, un término con connotaciones muy negativas para los grupos conservadores de esa nación.

#cannes2016 Designer: @negarnnemati Jewellery: @degrisogono

A photo posted by Taraneh Alidoosti (@taraneh_alidoosti) on

La actriz que actuó en la película ‘El Cliente‘, del reconocido director iraní Asghar Farhadi, fue fotografiada en una conferencia de prensa en Teherán tras su regreso de Cannes. En ese momento fue cuando su tatuaje fue visto.

Adegh Chenari
Adegh Chenari

Este consiste en un puño dentro del símbolo de mujer, emblema reconocido del feminismo. 

La polémica, lejos de detenerse, se amplió cuando la actriz confirmó cualquier duda:

“Mantengan la calma. SÍ, soy una feminista. Una feminista es una persona que cree en la igualdad política, social y económica entre ambos sexos”.

Taraneh Alidousti en su cuenta de Twitter-

دیشب، پردیس سینمایی کوروش، دیدار با تماشاگران «استراحت مطلق» 🙂

A photo posted by Taraneh Alidoosti (@taraneh_alidoosti) on

Las críticas de los sectores más conservadores no tardaron en llegar, quienes dicen que su posición ideológica la convierte en una persona a favor del aborto y en contra de la familia, algo que no se puede tolerar en la sociedad iraní.

Los tatuajes son cada vez más comunes en Irán, sobre todo entre los deportistas. Varios futbolistas famosos fueron interrogados en los últimos años por haber mostrado sus tatuajes.

Taraneh Alidousti ya estuvo en medio de la polémica el año pasado cuando criticó una publicidad de una aspiradora que le llegó a su teléfono móvil en su cuenta de Viber con la mención: “Sólo para las mujeres”.

“Quienes piensen que la aspiradora está reservada a las mujeres (…) insultan no solamente a las mujeres, sino también a los hombres (…) que no consideran que las mujeres sean sus criadas”.

¿Qué te parece?