Por Camila Cáceres
9 septiembre, 2016

Incluso J.K. Rowling pensó que era brillante.

Hace algunas semanas hubo un tenso debate en Australia, ya que un político llamado Malcolm Roberts del partido One Nation (Una Nación), demandó “evidencia empírica” del calentamiento global en televisión y puso en duda la ciencia que explica los recientes cambios climáticos. Afortunadamente, el Físico inglés Brian Cox estaba preparado.

“Traje el gráfico”. @ProfBrianCox arruinando el argumento de alguien que se niega a creer en el cambio climático en #QandA”

Mack estaba tan frustrada de que en este siglo siguiera habiendo gente que dude del cambio climático que compartió sus sentimientos con sus más de 47.000 seguidores en twitter.

“Que difícil creer que AÚN hay gente en el gobierno dudando la YA ESTABLECIDA CIENCIA tras los cambios climáticos. #QandA”

Ahí fue cuando alguien cometió el grave error de dudar de Mack, recomendándole que… estudiara ciencia.

“Para ser honesta, el cambio climático me asusta mucho y me pone muy triste pensar todo lo que estamos perdiendo por su culpa.”

“@AstroKatie quizá deberías aprender CIENCIA de verdad y dejar de escuchar a criminales que se llenan hablando de esa PATRAÑA del #CalentamientoGlobal”

ABORTAR, MISIÓN. ABORTAR MISIÓN.

Mack, como el profesor antes que ella, estaba más que preparada.

“@AstroKatie quizá deberías aprender CIENCIA de verdad y dejar de escuchar a criminales que se llenan hablando de esa PATRAÑA del #CalentamientoGlobal”

“@gary4205 no sé, amigo, ya tengo un doctorado en Astrofísica. Me parece que más que eso sería exagerar la nota.”

El tuit de Mack ha sido compartido decenas de miles de veces.

“¡Que te quemas, nene!”

Algunos lo ponen como ejemplo de cómo contestarle a un mansplainer (un hombre que asume que las mujeres son incapaces de pensamiento racional).

“*se pone la línea en el bolsillo para el siguiente mansplainer que encuentre*”

Incluso J.K. Rowling tuvo un elogio para su inventiva.

“La existencia de Twitter está validada para siempre por este intercambio.”

Mack dijo que siempre hay trolls, pero logra más hablándoles sobre el cambio climático.

“Mayormente trato de compartir ciencia y creo que eso más efectivo que criticar la mala ciencia, pero a veces me frustra demasiado.”

En cuanto al pobre Gary, Mack no pretendía ponerlo en la palestra. Trata de evitar avergonzar a la gente públicamente y no responde con punto antes del arroba, puesto que esto podría poner el foco sobre la gente con la que debate.

“Sé lo que se siente tener un montón de gente furiosa en tus comentarios y hago lo posible por no dejar a nadie en esa posición. Pero encontré gracioso que alguien me mandara a estudiar ciencia.”

Suena como una mujer realmente genial.

Puede interesarte