Increíble.

Margaret Boemer era una mamá experimentada. Estaba embarazada por tercera ocasión y cuando tenía 16 semanas de embarazo, acudió con el médico a una revisión de rutina. Tuvo un sensación desagradable acompañada de una corazonada que le hicieron saber que las cosas estaban fuera de lo normal.

Durante la exploración, el médico les informó que algo mal andaba con su bebé LynLee.

161019174201-06-baby-born-twice-super-tease-2
Fuente

La bebé había desarrollado un tumor en el coxis llamado teratoma sacrococcígeo, que se da antes del nacimiento. La noticia dejó en conmoción a la familia y los asustó, porque no sabían qué problemas tendrían que enfrentar una vez que el bebé naciera, o si iba a nacer siquiera.

A pesar de que es uno de los tumores más comunes que se ven en los recién nacidos, siempre es alarmante cuando un bebé lo padece.

captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-4-28-07-p-m
Fuente

Mamá Margaret recibió una mala noticia más. En un principio, estaba embarazada de gemelos, pero perdió a uno de sus bebés antes de llegar al segundo trimestre de embarazo. Además, tuvo que enterarse de la enfermedad de LynLee, a las 16 semanas.

El tumor crece por los fluidos de sangre, y al mismo tiempo que bebé está en crecimiento, entonces se convierte en una suerte de “competencia”.

bebe-recien-nacido-madres-embarazo-3-800x533-640x330-2
Getty

En algunos casos el tumor gana y el bebé muere a causa de una insuficiencia. La bebé de Margaret estaba cada vez más enferma. Algunos médicos le aconsejaron interrumpir el embarazo, y otros le hablaron acerca de la posibilidad de la cirugía fetal.

incubadora-bebe-2
Getty

No sería un camino fácil, y las posibilidades de que LynLee sobreviviera, seguían siendo remotas. A las 23 semana, el tumor estaba obstruyendo su corazón, y entró en una insuficiencia cardiaca. La decisión debía ser tomada rápidamente.

En la semana 23 y 5 días de embarazo, Margaret se sometió a cirugía fetal para salvar a su bebé. En ese entonces, el tumor ya era más grande que el feto.

mama-de-bebe-prematuro-2
Getty

Durante el momento de la cirugía, se hizo una gran incisión, todo el líquido amniótico salió y la bebé estaba “colgando“. Su corazón se detuvo por unos instantes. Cuando eliminaron la mayor parte del tumor, colocaron a LynLee dentro de la matriz y cosieron la matriz de mamá Margaret.

ueja_ymvizs5qcgc-2
Getty

El médico dijo que es casi un milagro abrir el útero, cerrar todo de nuevo y hacer que siga funcionando. Margaret llegó con su embarazo a la semana 36 y LynLee nació por cesárea, una segunda vez.

Una semana después de su nacimiento, los médicos eliminaron los restos de tumor y después de eso, pudo irse a casa. Es una niña sana que tiene una de las historias más increíbles que se puedan escuchar: haber nacido dos veces.

captura-de-pantalla-2016-10-21-a-las-4-27-46-p-m
Fuente

¿Qué te pareció la asombrosa historia de la bebé LynLee?

Puede interesarte