Por César Ruiz
30 marzo, 2016

“Había un montón de gente a nuestro alrededor, el polvo estaba por doquier, y fue antes de que existieran las cámaras digitales y tú nunca sabías qué es lo que iba a pasar con el revelado”.

En 1984, Steve McCurry tomó una de las fotografías más memorables y famosas de todos los tiempos. Es el retrato de ‘La Niña Afgana’ -una chica de 12 años llamada Sharbat Gula que estaba en un campamento de refugiados en Pakistán durante la guerra contra la invasión soviética-  el que marcó un hito en la exitosa carrera del fotógrafo.

De acuerdo a CNN, desde el primer momento que la vio, McCurry supo que la expresión de la niña era imponente.

Además, la fotografía tiene mucho mérito, pues fue tomada en el momento exacto:

“Había un montón de gente a nuestro alrededor, el polvo estaba por doquier, y fue antes de que existieran las cámaras digitales y tú nunca sabías qué es lo que iba a pasar con el revelado”.

Cuando vio la foto, Steve se la enseñó al editor de National Geographic, quien le dijo “esta va a ser nuestra próxima portada”, pero la imagen no fue solo eso, de hecho es una de las más exitosas en la historia de la revista.

Lo que a McCurry le impresionó fue el impacto que tuvo una sola fotografía en todo el mundo.

“La gente hacía voluntariado en campos de refugiados sólo por esa foto”.

También llevó a National Geographic a crear la Fundación para Niños Afganos. Por otra parte, cada que vez se sube a un taxi en ese país, a McCurry nunca le cobran, según cuenta a CNN.

Sin embargo, la niña permaneció en el anonimato y Steve se pasó 17 años buscándola.

No fue hasta en enero de 2002 que la encontró convertida en una mujer de 30 años y volvió a fotografiarla.

Steve McCurry
Steve McCurry

Sharbat Gula vive en una aldea remota de Afganistán, es una mujer tradicional pastún, casada y madre de tres hijos. Ella había regresado a Afganistán en 1992. Nadie la había vuelto a fotografiar hasta que se reencontró con McCurry y no sabía que su cara se había hecho famosa.

La identidad de la mujer fue confirmada al 99,9% mediante una tecnología de reconocimiento facial del FBI y la comparación del iris de ambas fotografías.

Pero Steve McCurry no es famoso sólo por esa captura, el estadounidense es uno de los fotoperiodistas más relevantes de los últimos tiempos y tiene una trayectoria de más de 30 años.

Él ha estado en algunos de los eventos más relevantes de la historia contemporánea al ser fotógrafo de guerra por mucho tiempo.

Steve McCurry
Steve McCurry

Esta foto la tomó en Kuwait en 1991, en plena Guerra del Golfo.


 

Steve McCurry
Steve McCurry

Mientras que aquí el fotógrafo capturó a una madre y a su hija dentro de una casa pintada con la bandera de la extinta Yugoslavia en 1989.


 

Steve McCurry
Steve McCurry

Aquí Steve capturó la belleza de Camboya y los espectaculares templos de Angkor en 1989, muchos de los cuales están en ruinas.


 

Steve McCurry
Steve McCurry

En Pakistan capturó a las milicias en medio de la batalla.

Si quieres conocer más de su trabajo, basta con darle una mirada a la web buscando su nombre o entrar a su página oficial. Steve McCurry, más que un fotógrafo es una parte de la historia.

Puede interesarte