Por Teresa Hechem
6 mayo, 2015

«En los 3 días que perdieron, aprendieron más que durante todo un año escolar». 

Michael Rossi causó gran revuelo luego de responderle de manera clara a la directora del colegio de sus dos hijos. El hombre llevó a sus pequeños a unas vacaciones familiares de 3 días a Boston, donde él participó en la Maratón de la ciudad, y recibió una carta de la encargada de la escuela diciéndole que un viaje familiar no explicaba las inasistencias a clases y que un cúmulo de estas faltas podrían ocasionarle problemas a los niños. ¿Qué respondió el padre ante tal comunicado?:

httpv://youtu.be/3QZWoN4vMJ4

Michael Rossi compartió la carta que recibió de parte de Rochelle S. Marbury, directora de la escuela Rydal Elementary School, luego de que sus hijos Jack y Victoria faltaran a clases el 17, 20 y 21 de abril del 2015:

759f3cf0-3f15-4d3f-aecd-724f3eaf3e85.quality_lighter.resize_640x.inline_yes

Querido Sr. y Sra. Rossi,

Entiendo que su familia se tomó recientemente unas vacaciones familiares. Quiero mantenerlos al tanto de que el distrito de escuelas no reconoce los viajes familiares como una excusa para ausentarse a clases, independientemente de las actividades que incluya el viaje. La escuela no está en posición de supervisar las vacaciones familiares o de evaluar lo educativas que podrían ser estas. Los días que sus hijos faltaron serán registrados como sin excusa. La acumulación de este tipo de inasistencias va en contra de nuestras reglas de asistencia, lo que podría causar problemas…

Después de haber leído esta advertencia, Rossi le respondió tajantemente a la directora de la escuela:

Estimada directora,

Aprecio su preocupación por la educación de mis hijos, pero le puedo prometer que durante esos días que estuvimos en Boston, ellos aprendieron mucho más de lo que podrían haber aprendido durante un año escolar completo.

Nuestros niños tuvieron una experiencia única que no puede ser enseñada en una sala de clases o en un libro. Durante esos 3 días que faltaron a la escuela (que tenían pruebas estandarizadas que pueden recuperar en cualquier día), aprendieron acerca de dedicación, amor, perseverancia, adversidad, patriotismo, historia de nuestro país, actividades culinarias y educación física.

Vieron a su padre sobreponerse a lesiones, mal tiempo, la muerte de un ser amado y muchos otros obstáculos para alcanzar un importante objetivo personal. También dieron tributo a las víctimas de un insensato ataque terrorista y aprendieron que a pesar de la maldad que pueda existir, los terroristas no pueden detener el espíritu estadounidense.  Además conocieron y visitaron muchas cosas culturales como los signos de Declaración de la Independencia. Estas son cosas que no aprenderán en una sala de clases.

Apreciamos el esfuerzo de los increíbles profesores del establecimiento y la educación que nuestros hijos reciben. Realmente amamos nuestra escuela.

Pero no dudaría en llevarlos conmigo de nuevo a que experimenten otra experiencia tan increíble como la que ya tuvieron.

Gracias por su tiempo,

Sinceramente,

Michael Rossi.

Luego de esto, este padre fue invitado a correr la Maratón en Chicago. ¿Llevará a sus niños esta vez?

Puede interesarte