Por Teresa Hechem
21 septiembre, 2015

Ahora tendrás la excusa perfecta

Una de las primeras cosas que nuestras madres nos enseñan cuando pequeños es a hacer nuestras camas. Y es difícil olvidarlo: cada mañana nos recuerdan que no podemos dejar la casa sin ordenar. Pero ahora tenemos buenas noticias para los más perezosos. 

Un estudio elaborado por el profesor Stephen Pretlove e investigadores de la Universidad de Kingston, reveló que el hacer la cama continuamente podría ser malo para la salud. La clave estaba en la presencia de ácaros del polvo -causantes de enfermedades como el asma- entre las sábanas. Estos bichos que se alimentan de piel humana podrían sobrevivir mejor en camas recién hechas que en camas deshechas.

large-1

@sladkaja

Según los investigadores, este tipo de microorganismos no miden más de un milímetro y sobreviven en climas húmedos y cálidos como los que se generan cuando la cama está hecha. Sólo puedes exterminarlos acabando con ese clima, es decir, dejando la cama deshecha y provocando que estos organismos se sequen y mueran.  

«Algo tan simple como dejar la cama deshecha durante todo un día puede eliminar la humedad de las sábanas y el colchón y conseguir que los ácaros se deshidraten y finalmente mueran», le explicó Pretlovea a la BBC.

large

Felicia

Para concluir, el investigador señaló que estos hallazgos pueden ser claves en la prevención de enfermedades alérgicas o similares, lo que podría ayudar en su tratamiento. Por lo tanto, quienes no disfrutan mucho la tarea de hacer la cama, ahora tendrán una razón más justa para no hacerlo. Y quienes la hacen frecuentemente, sobre todo después de levantarse, deberían empezar a considerar las recomendaciones para evitar la propagación y esperanza de vida de los ácaros.

Puede interesarte