Por Ignacio Mardones
23 septiembre, 2015

¡Conoce estos 4 grandes beneficios! 

Mucha gente no lo sabe o cree que es parte de un mito contemporáneo, pero dormir desnudo produce efectos positivos en nuestra salud y en el estado de ánimo. En la actualidad, un bajo porcentaje de la población tiene la costumbre de dormir de este modo. La mayoría todavía prefiere, por el frío o alguna otra razón, dormir en pijamas. Pasar las noches sin ropa puede ser realmente relajante. Estos son 4 grandes beneficios que podrías aprovechar si es que adoptas este estilo de vida:

1. La ventilación previene los hongos y bacterias

Dormir con pijama o en ropa interior ayuda a las bacterias a prosperar, esto porque se genera un ambiente cálido y húmedo. Dormir desnudo evita ese problema. La ventilación previene las infecciones y mantiene el cuerpo en un estado de mayor higiene durante la noche. En todo caso, es recomendable tener varias mantas a mano para protegerse del frío, como también para cubrirse si es que es necesario salir corriendo de la habitación por una emergencia.


2. Dormirás mejor

Es importante saber que el cuerpo está programado para disminuir su temperatura una vez que se cierran los ojos. De esta manera se logra una mayor calidad de sueño y podemos sentirnos más descansados al día siguiente. Sin embargo, cuando dormimos en pijama o con otras prendas el cuerpo tiene que trabajar más para llegar a la temperatura ideal, lo que puede causar inquietud y molestias.


3. El contacto con otra piel te relajará

Dormir desnudo junto a tu pareja relaja enormemente. El contacto con otra piel baja la presión de la sangre y reduce los niveles de estrés. Eso y otras cosas te harán pasar una noche feliz. Si ya lo has hecho, sabes que da buenos resultados.


4. Incluso podría fortalecer tu relación de pareja

Este punto tiene relación con el anterior, y es que la gente que duerme feliz junta, suele mantenerse feliz estando despierta. En el 2014 se hizo una encuesta en Inglaterra, donde se analizaron los casos de 1000 personas y se descubrió que quienes dormían desnudos llevaban relaciones más satisfactorias. Nada menos que un 57% de los que dormían desnudos afirmó sentirse feliz en su relación. Mientras que un 48% de los que dormían en pijamas expresó lo mismo.

¿Te gustaría intentarlo? ¿O ya tienes esta costumbre?

Puede interesarte