¿Cómo habrá llegado ahí?

A 15 metros de profundidad, entre corales y miles de peces, se encuentra esta gran estatua de bronce con la figura de Jesús, llamada «Cristo del abismo». A primera vista, parece provenir de los restos de una ciudad perdida o de los restos de un naufragio. Pero su historia es otra: fue puesta ahí en 1950, en Portofino, Italia en homenaje a Dario Ganzetti, un gran buzo de aquel país que murió en una inmersión. Hoy en día es un lugar de culto para los amantes del buceo.

httpv://youtu.be/1GOXgev8b-s

 

Puede interesarte