Por Ignacio Rojas
2 julio, 2014

En 2009, cuando Dennis McClung y su esposa compraron su primera casa en Mesa, Arizona, descubrieron que la piscina del patio trasero estaba tan deteriorada que iban a necesitar gastar miles de dólares sólo para que sea apta para nadar de nuevo… Mira lo que hicieron en vez.

Original

Te puede interesar