Por Lolita Cuevas-Avendaño
1 septiembre, 2016

Los familiares de su ama han intentado llevarla a casa, pero ella se resiste.

Muchos estamos de acuerdo que las mascotas son nuestros fieles y mejores amigos. Nos acompañan, nos adoran y nunca estarán enojados con nosotros los humanos. No nos guardan rencor a pesar de que se hayan ganado una nalgada por romper una maceta o colgarse de las cortinas de la casa.

Estarán a nuestro lado en los momentos de júbilo y también cuando estamos enfermos . La verdad, difícilmente nos defraudarán y abandonarán.

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 1.51.26 p.m.
Youtube

Para comprobarlo, basta conocer a Maya, una perrita de 2 años de edad de raza Akita Inu (como Hachiko, el perro más leal) que ha estado haciendo guardia día y noche afuera del sanatorio en donde su cuidadora humana, de 22 años, fue ingresada para ser operada de emergencia en el Hospital General de Elda, en Alicante, España.

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 1.52.15 p.m.
Youtube

Familiares de la dueña han intentado llevar Maya a su hogar, pero ella insiste en quedarse en los alrededores del hospital para ser la primera en recibir a su ama cuando sea dada de altas. Absolutamente todos los esfuerzos por llevarla a casa, han sido un fracaso.

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 1.51.50 p.m.
Youtube

El personal del hospital ha admirado la lealtad de la perrita a su dueño, y pasan gran parte de su turno dedicando un tiempo para hacerle compañía y llenarla de abrazos y caricias, en reconocimiento de por lo que está haciendo por su cuidadora.

Captura de pantalla 2016-09-01 a las 1.50.43 p.m.
Youtube

Ante la insistencia de quedarse «viviendo» cerca del hospital mientras la chica está internada, fueron colocados distintos contenedores llenos de agua y alimento para que sus días de guardia sean más llevaderos.

Ha causado sensación y emoción el desinteresado acto que Maya ha hecho por su dueña.

safe_image 2
Youtube

Mira el video de Maya rondando en el hospital, en espera de que su dueña sea dada de alta.

Los animales merecen todo nuestro respeto y amor. Ellos corresponderán con un montón de cariño incondicional.

Puede interesarte