Por Javiera Irarrázaval
9 diciembre, 2016

El bebe estuvo a punto de morir.

La llegada de un bebe es algo maravilloso para todos, al menos para la familia que les contaré a continuación así lo fue. A pesar que su hijo recién nacido fuera bastante prematuro y tuviera varias complicaciones al nacer, el niño luchó por su vida y salió del hospital después de 111 días; sus padres estaban felices cuando por fin pudieron llevar a casa,  al bebe llamado Sean.

Fox News
Fox News

Ellos esperaban que Sean evolucionara bien de salud en casa, peor no fue así: el bebe no estaba comiendo, estaba bajando de peso y respiraba anormalmente. Después que lo llevaron a varios hospitales donde no encontraron respuestas, llegaron donde la doctora Karen Zur.

Ella, con solo un vistazo al bebe, dijo que Sean necesitaba una cirugía de emergencia  puesto que el recién nacido tenia un quiste en su garganta que le estaba bloqueando las vías respiratorias. 

Gracias a esta doctora lograron salvar la vida del bebe, puesto que podría haber muerto si no le hubieran hecho un buen diagnóstico. 

A medida que el niño fue creciendo, notaron que tenía una cuerda vocal paralizada; era ronco y hablaba tan bajo que sus padres no podían entender lo que hablaba si estaban en un lugar con mucho bullicio.

Nuevamente la doctora Zur, que jamás perdieron contacto, lo ayudó y ahora es un niño feliz. Hay veces en que los doctores y sus pacientes tienen una conexión especial, como la Dr. Zur y Sean.

Fox News
Fox News

Mira un poco de su historia en este video:

¿Conoces historias similares?

Puede interesarte