Por Camila Cáceres
8 septiembre, 2016

«Después de examinarme sin ponerse guantes y dejar los paños ensangrentados en la basura de la oficina, tuve que cuestionar si realmente había estudiado medicina».

Claire Hatch de 37 años planeaba un lindo paseo junto a su familia en el Hangloose del Eden Project, Cornwell, un parque de atracciones al aire libre. Estaban celebrando el cumpleaños número 13 de su hija Madi. Se subió junto a su hijo al «Gravity Swing” (Columpio de Gravedad), un canopy (o tirolesa) que deja caer a gente con espíritu aventurero desde una altura de casi 20 metros, sin saber que le esperaba el susto de su vida.

37b599a200000578-0-image-a-3_1472551677706

Una cuerda que quedó mal sujetada se enredó en su cuello y la dejó suspendida en el aire.

Por si eso fuera poco, después del incidente tuvo que esperar 45 minutos al paramédico del parque y luego casi lo mismo a una ambulancia, antes de poder llegar al hospital.

Publicó las fotos de sus heridas en línea para advertir a otros sobre el parque, ya que no sólo no han reconocido sus problemas de seguridad, sino que ni siquiera le han ofrecido un reembolso por el accidente.

37b59a5400000578-0-image-a-1_1472551660397

Este es el horrible testimonio que compartió en su muro:

«Estas fotos y video muestran lo que me pasó en el Gravity Swing en Hangloose, dentro del Edén Project en Cornwall. La chica que supervisaba el canopy, cuyo único trabajo era asegurar nuestro bienestar, olvidó atar una de las cuerdas y cuando nos columpiamos de vuelta la segunda vez se enredo alrededor de mi cuello. Lo único que me salvó fue lo fuerte que salté hacia atrás, o el resultado hubiese sido grave… o aún peor.

Un miembro del personal me dijo que el paramédico del parque llegaría pronto. 45 minutos después un hombre con uniforme de paramédico llego en un auto de paramédico. Después de examinarme sin ponerse guantes y dejar los paños ensangrentados en la basura de la oficina, tuve que cuestionar si realmente había estudiado medicina. Groseramente me dijo que era un paramédico retirado y que todos aún lo consideraban uno porque así lo habían conocido y es lo que dice su auto! (¡Luego de eso sacó los paños del papelero y le pidió a alguien que le trajera una bolsa amarilla!) Más de una hora y media después me sacaron del canopy y me llevaron directamente al hospital.

¡La seguridad y las facilidades medicas del sitio necesitan mejorar!

Hasta ahora, nadie de Hangloose se ha contactado para preguntar cómo estoy.

El resultado de este incidente es que nuestro paseo se acabó pronto. ¡Y a mi familia ni siquiera le ofrecieron una devolución después de que cerraran el canopy!»

El canopy es operado por Hangloose Adventures, una compañía con atracciones a lo largo y ancho de Inglaterra.

¿Te gustan este tipo de atracciones? Fíjate siempre que la seguridad sea buena.

Puede interesarte