Por Elena Cortés
9 junio, 2016

“Si alguien me hubiera dicho hace años que mi relación algún día iba a cambiar, me hubiera reído y hubiera respondido que de ninguna manera”.

¿Amor es amor, hasta el final, sin importar las circunstancias, las dificultades, los buenos y peores momentos? Sí, sé que la pregunta suena muy cliché y que muchos dirán que soy cursi, pero seamos sinceros, y esto sobre todo a aquellas parejas que ya son padres de familia, ¿qué es lo que realmente sucede cuando una pareja tan enamorada comienza su vida de padres? Bueno, Mel Watts, la mujer que comenzó “The Modern Mumma”, compartió una publicación sobre todo el dilema que pasó y cómo sus hijos, fueron el factor principal para alejar la relación con su esposo.

A través de una publicación en su fanpage, Mel cuenta que ha habido miles de días donde se ha ido a dormir llorando, teniendo a su esposo roncando a su costado, mientras que ella recordaba todos los buenos momentos que vivieron antes de tener hijos.Y aunque confiesa que se sintió en severas ocasiones enojada con el hecho de ya no poder compartir lo mismo, sabe que no es culpa de nadie.

Captura de pantalla 2016-06-07 a las 1.25.49 p.m.
Mel Watts

“Las citas largas de noche han desaparecido, los fines de semana sorpresa ya no existe, es un momento de nuestras vidas donde no hay rosas ni esposas para jugar, sólo ropa interior de abuela, mi cabello lleno de dulces”.

-Mel, a través de su publicación

Relató que ya no tenían tiempo para tomarse largas duchas juntos o los mensajes de texto romanticones sólo de ellos dos. Ahora, se deben de turnar para dejar a los niños durmiendo o darles de comer. Ahora las preocupaciones no son de tener un bronceado y celebrar sus cumpleaños. Son sus hijos.

Captura de pantalla 2016-06-07 a las 1.27.57 p.m.
Mel Watts

Mel recalca que está consciente y le encanta-por cierto- que sus hijos sean su prioridad y admite que aún así igual lucha mucho por tener estabilidad en pareja con su esposo. “Los niños se han convertido en la prioridad numero uno y nuestra relación se ha quedado al final de la lista. Siento que es tiempo de que vuelva a tener la chispa de antes”.

Captura de pantalla 2016-06-07 a las 1.28.14 p.m.
Mel Watts

Y, aunque le moleste que su relación no este tan “romántica” como antes, sabe que están bastante enamorados, pero que su amor ahora involucra a otros pequeños seres humanos.

“¿Se merece más? Claro que sí, mi esposo merece el mundo entero, pero desgraciadamente ahora sólo le puedo dar una esposa mal peinada, y estrenada. Esto es sólo una etapa en nuestras vidas, nuestros hijos aún son pequeños pero llegará el día en que nos quedemos él y yo, solos, una vez más” .

-Mel, a través de su publicación

Aquí, la publicación completa:

Esposo. Esposa. ¿Compañeros de habitación?

Si alguien me hubiera dicho hace años que mi relación algún día iba a cambiar, me hubiera reído y hubiera respondido que de ninguna manera. Escribo esto desde lo más crudo de mi corazón. La otra noche me quedé acostada llorando por razones desconocidas [Bien, tal vez no lo desconocido – estaba en mi periodo] pero traté de dormir. Mi esposo estaba a mi lado roncando, después de su ocupada semana y yo estaba ahí pensando en todas las cosas que solíamos hacer. Qué diferentes solíamos ser. Yo estaba enojado con él por cambiar. Yo estaba enojado conmigo mismo por cambiar. Pero no es culpa de nadie. Es sólo un momento en nuestra vida donde puedo decir – no todo es rosas y esposas. Las largas noches de cita se han ido. El sueño es inexistentes. Los fines de semana lejos, ya no podemos pagarlos.
La nueva ropa interior – en serio que inventen ropa interior comestible “disculpe mientras termino, mi boca llena de algodón de azúcar, mierda, tengo un agujero en mi diente, eso duele”…. Muy poco práctico.
Las largas duchas calientes, están ahora acompañadas de los chicos en el medio.
Las noches largas son ahora tirados ahí en silencio espalda con espalda, esperando que el otro se ponga de pie porque el bebé llorando. Los mensajes de texto que leía acerca de lo mucho que te amo y por qué, ahora se han convertido en ” amor tengo mi periodo, trae toallas higiénicas con alas. No olvides las malditas alas. El spray bronceador y los cumpleaños, las noches afuera, todo eso quedó atrás.
Los niños implican mucho trabajo. Algunas personas pueden ser capaces de mantener ordenadas sus vidas, pero algunas personas, como nosotros, nos resulta difícil mantener el equilibrio.
Los niños se han convertido en la prioridad número uno y en algún momento tenemos que aprender a poner nuestra relación hacia la cima de la lista de prioridades. Creo que con el tiempo se convertirá en lo mismo otra vez. Tienes que ir más allá de estos tiempos difíciles para llegar allí. No es que sea difícil, sólo es diferente. Y a veces lo diferente es muy difícil.
Las cosas han cambiado. Han cambiado para peor? No. Yo no lo creo. Creo que este momento en nuestras vidas es donde tenemos que estar ahora. Todavía estoy muy enamorada de mi esposo. Es solo un tipo de relación diferente ahora.
Es un compromiso.
Es satisfacción.
Es frustrante.
Es repetitivo.
Es otro capítulo en nuestra vida.
Sé que no todas las personas pasan por esto. Pero es lo que pasa en mi vida. Creo que es normal y también creo que no puedo estar sola en esto. Seguro que hay otras personas afuera que opinan lo mismo.
¿El romance está muerto? No. Sigue muy vivo pero también tiene otros 3 humanos involucrados. ¿No creo que se merezca más? Por supuesto que sí. Se merece el mundo, pero en este momento todo lo que puedo darle es una esposa de mal humor. Si alguien me preguntó hoy ” ¿tú relación cambió con el tiempo?” Yo respondería – sí. Nada va a ser fácil para siempre. Nada se va a quedar en lo misma. Y eso es bueno. La vida es, sobre todo, el cambio. Se trata de convertirse juntos en uno y permanecer juntos durante los buenos y los malos momentos.
Una vez que dejas de compararte a ti mismos con otros, se vuelve más fácil. Una vez que se hablan más entre ustedes acerca de lo que estás sintiendo, será más fácil.  Por supuesto que es preocupante y por supuesto que hay miedo. A nadie le gusta el cambio, y nadie espera el cambio. Pero como todo lo demás en la vida – las relaciones cambian.

¿Qué te pareció el mensaje de Mel? ¿Alguien se sintió identificado(a)?

Puede interesarte