Por Francisco Armanet
25 julio, 2016

Esta es la realidad de la maternidad sobre la que nadie habla.

Ser madre trae consigo una infinitud de cosas y no es necesario ser una para saberlo. Basta con ser hijo para darse cuenta de todo el esfuerzo, la dedicación y el amor que las mujeres entregan a sus bebés. Todos sabemos cuánto hicieron, hacen y harán nuestras madres por nosotros y eso es suficiente para entender que, además de toda la belleza que trae consigo la maternidad, también hay un montón de detalles que hacen que el proceso sea difícil. Los llantos, la frustración, la desobediencia, el temor, y un sinfín de otras cosas que le ocurren a los niños, se traspasan inmediatamente a las mamás.

Ahora bien, hay cosas más explícitas que otras, y la foto que se tomó la modelo fitness de Instagram, Chontel Duncan, es una de ellas. No hay mucho que pensar, ni que entender. Sólo basta con clavar la mirada una vez para querer retirarla inmediatamente. Sin embargo, una vez que la miraste, ya lo habrás entendido todo.

Esto es el lado B de la maternidad. Donde las fotos de los bebés riendo pasan a segundo plano, donde la felicidad y las risas de los pequeños quedan en el olvido. Esta es la parte de la que no todos hablan pero que ocurre a diario.

“La alegría de la maternidad. Frappé verde saliendo fácilmente. Espero que esto les ponga una sonrisa a todos! De Jeremiah”.

Y claro, no es nada del otro mundo. El bebé se defecó y eso pasa todos los días. Sin embargo, la imagen es llamativa porque no muestra la realidad que todos quieren ver. Sino la que es conocida pero en secreto.

Ser padres no se trata solamente de recibir felicitaciones porque tu hijo está muy grande y lindo. Esta foto, aunque tan simple como cotidiana, es reflejo de que a veces, ser madre no es tan gracioso y tierno como parece.

¿Tú qué opinas al respecto?

Puede interesarte