Por Teresa Hechem
27 noviembre, 2015

“Empecé a llorar de emoción”.

Audrey Martin tiene 23 años y es madre soltera de 3 niños menores de 5 años. Ella es una mujer muy esforzada que lucha día a día para sacar adelante a su familia. Audrey se dedica a repartir pizzas del  Domino’s Pizza en Tennessee, Estados Unidos. Un día ella estaba teniendo un día normal como cualquier otro. Uno de sus pedidos lo tenía que ir a dejar a una iglesia en Rocky Top. Ella no esperaba nada especial sobre esa entrega de 10 pizzas, pero ocurrió algo completamente inesperado.

Captura-de-pantalla-2015-11-26-a-las-15.10.59
ABC News

Cuando llegó al lugar todos los presentes empezaron a darle propina:

“Ellos ordenaron 10 pizzas y cuando llegué al lugar, todas las personas presentes se pararon y empezaron a darle dinero al pastor porque él les había pedido que me dieran una buena propina. Fue una locura. Me empezaron a abrazar. Fue increíble. Empecé a llorar de emoción”.

-Audrey Martin a ABC News-

Captura-de-pantalla-2015-11-26-a-las-15.10.09
ABC News

¡La chica recibió 1.400 dólares de propina! Una suma impresionante que cualquiera quisiera.

Tony McAffe, pastor de la iglesia dijo que él había llamado al local de pizzas y le había preguntado al encargado si alguno de sus repartidores tenía alguna necesidad especial y necesitaba una bendición.

Captura-de-pantalla-2015-11-26-a-las-15.18.33
ABC News

Audrey fue la elegida y esta madre soltera está realmente feliz con esta ayuda. Usará el dinero para comprarle regalos a sus hijos para Navidad y para mudarse de la casa de su madre y buscarse un lugar propio para vivir con su familia. 

¿Qué te parece esta historia?

Puede interesarte