Por César Ruiz
30 diciembre, 2015

“Yo estaba mal, pero ¿qué hacer cuando los niños te dicen que tienen hambre y no tienen dinero? Le entregué el almuerzo”.

Algunos estudiantes se quejan de la calidad de las frutas o de las hamburguesas que a menudo conforman el menú de los almuerzos escolares, pero no todos se pueden dar el lujo de rechazar la comida porque no esté en perfecto estado. Por eso cuando un alumno no podía pagar una comida, una empleada de la cafetería decidió actuar.

Fuente
Fuente

Dalene Bowden le dio a un estudiante de 12 años un almuerzo gratis en la escuela Irving Middle School en Idaho, Estados Unidos. Pero como el estudiante no clasificaba para una comida gratis, Bowden fue despedida de su cargo, según informa Idaho State Journal.

Bowden se ofreció a pagar para el almuerzo del estudiante, por valor de 1.80 dólares pero su supervisor se negó. Una semana más tarde, la trabajadora recibió una notificación de terminación de contrato debido a “robo de propiedad del distrito escolar y transacciones inexactas cuando se pide, recibe y ordena comida.”

“Esto me rompe el corazón, yo estaba mal, pero ¿qué hacer cuando los niños te dicen que tienen hambre y no tienen dinero? Le entregué el almuerzo”.

-Bowden-

En esta escuela, los estudiantes que no califican para el programa de almuerzos gratuitos reciben un crédito de 11 dólares cuando llegan a la escuela sin dinero para su comida. Después de que un estudiante excede ese límite, se les notifica a sus padres que tienen que pagar sus cuotas. Cuando los estudiantes superan el monto, se les sigue proporcionando una pequeña comida, como un sandwich de mantequilla de maní y mermelada. Pero Bowden afirma que a los trabajadores de la cafetería se les dice que tiren la bandeja de comida del niño, dejando al estudiante avergonzado y sin nada que comer.

Fuente
Fuente

Bowden no es la primera en ofrecer a un niño comida gratis y sufrir las consecuencias. En junio, Della Curry, una trabajadora de una escuela primaria en Denver fue despedido después de dar un almuerzo gratis a un niño de primer grado. Según ella, el niño estaba llorando porque no podía permitirse el lujo de pagar por el almuerzo. Curry señaló que la pequeña comida dada a los niños sin dinero para el almuerzo en su escuela, que era típicamente un sándwich con queso no era suficiente para satisfacer las necesidades de niños y adolescentes.

El despido de Bowden ha sido polémico y llevó a personas de todo el mundo a firmar una petición solicitando que la restablecieran.

La petición tiene más de 131 mil firmas y logró lo esperado: la abrumadora muestra de apoyo hizo que el distrito escolar le regresara su trabajo a Bodwen hace un par de días.

Fuente
Fuente

La trabajadora hizo lo correcto. Los niños en ninguna parte del mundo deberían quedarse sin comer. Además que los bajos índices de desempeño y mal comportamiento en las escuelas se encuentran ligados a esta carencia, por lo que las instituciones deberían preocuparse más por ellos en lugar de un par de dólares gastados en alimentar a un pequeño.

Puede interesarte