Por Simona Villela
24 enero, 2015

Una larga espera que no salió bien… La mujer perdió su vida en un hospital en Phoenix, Arizona, sin haber siquiera sostenidos a sus pequeños en brazos. La pareja había logrado concebir a través de la fecundación in vitro y estaban advertidos sobre los posibles riesgos; pero nunca imaginaron un resultado tan devastador. Sus familiares y amigos han comenzado una campaña para apoyar financieramente al desesperado padre y sus cuatro hijitos.

httpv://youtu.be/NK_7oT_PqMo

Original

 

Puede interesarte