Por Andrea Araya Moya
25 agosto, 2016

“Antes de comenzar este proceso recuerdo haber visto mi reflejo en el espejo y haber llorado”.

Perder peso es algo por lo que muchos aspiramos. Cuidamos de nuestra dieta y nos ejercitamos con el fin de mantener un peso ideal que nos permita lucir la apariencia que queremos. A veces tenemos que hacer más esfuerzo para poder lograrlo, pero siempre se puede. Si no me crees, mira el caso de la bloguera Rachel Graham, quien logró perder más de 40 kilos sólo cuidando su alimentación y ejercitándose a diario. ¡No es tan difícil!

Rachel es una joven madre de dos niños oriunda de Nueva Escocia, Canadá. Desde pequeña siempre ha tenido baja autoestima y problemas para aceptar su imagen corporal, sobre todo después de su segundo embarazo, cuando comenzó a ganar demasiado peso. Hasta que tomó una radical decisión.

Graham comenzó a cambiar radicalmente sus hábitos alimenticios y a ejercitarse, lo cual le ayudó a perder peso progresivamente hasta llegar a perder casi 41 kilos en un año. ¡Sí, tal como leíste! Así mismo, Rachel decidió documentar todo su proceso y publicarlo en una cuenta de Instagram creada para este objetivo y llamada “Mi travesía para perder peso”. Su iniciativa le llevó a obtener más de 100 mil seguidores en la red social, los que siguen aumentando diariamente.

“Perdí peso contando calorías, comiendo, en su mayoría, alimentos saludables, controlando porciones y realizando ejercicios. No hay secretos. No hay píldoras. No hay medicamentos (gracias “trolls”). ¡No hay trucos!”

-Rachel Graham

Aunque el cambio físico es impactante, Rachel asegura que también le ha ayudado a cambiar su mentalidad y aceptación a sí misma. Ella lidiaba con trastornos de alimentación desde pequeña, era muy insegura y no le gustaba exponerse a otras personas en las redes sociales, hasta que accedió a abrir su cuenta de Instagram. “Siempre he luchado con mi autoestima y estaba muy reacia a mostrarme tan vulnerable frente a una gran audiencia”.

Sin embargo, reconoce que no está arrepentida y que incluso se sorprende con la gran cantidad de apoyo que ha obtenido por parte de sus seguidores. Lo que hasta le hace olvidar su inseguridad sobre su piel suelta.

Ella es Rachel Graham y solía tener sobrepeso


Rachel es madre de dos hijos


Ella comenzó a perder peso progresivamente, llegando a quitarse más de 40 kilos de sobrepeso al modificar su alimentación y comenzar a ejercitarse


Se mantenía motivada y esperanzada de poder lograr, al fin, la apariencia y peso que ella quería


“Hay un millón y una razones, honestamente. Mi salud, mi confianza, mi futuro, mi salud mental. Antes de comenzar este proceso recuerdo haber visto mi reflejo en el espejo y haber llorado”


Su familia, en especial su esposo, la apoya completamente en este proceso


En un comienzo no sabía si mostrarle a otras personas toda su lucha y los grandes cambios que había logrado, pero luego se decidió


“Estoy más en forma que lo que nunca he estado en mi vida. Más feliz, más saludable. Estaría mintiendo si dijera que mi piel suelta no ha sido una inseguridad…pero me niego a dejar que eso me consuma”

Face to face Friday.. Nearly one year apart. Hope you all have a great weekend!! (IT'S NEARLY HERE!) ❤️❤️❤️

A photo posted by My Weightloss Journey! (@losinggravity) on

¡Qué gran ejemplo e inspiración!

Puede interesarte