Por Elena Cortés
29 abril, 2016

La llaman un “ángel” entre nosotros.

No hay duda que este tipo de noticias son las que te motivan a decir que aun existe mucha gente buena en el mundo. Cuando vi este vídeo se me salieron las lágrimas. Tremenda inspiración. Natasha Fuller, es una pequeña que sufre de insuficiencia renal y necesitaba un donador de riñón.. lo que no se imaginó es que este donante estaba más cerca de lo esperado.

httpv://youtu.be/73ldzuZgHJc

La profesora Jodi Smichdt sorprendió a la familia de Natasha cuando decidió ser la donadora de riñón de la pequeña.

El esposo de la profesora dice que a pesar de tener sus dudas, está 100% dispuesto a darle todo su apoyo. Pronto será la operación y estaremos muy atentos…

Una vez más, tremenda inspiración.

Puede interesarte