Por César Ruiz
17 diciembre, 2015

Cada autobús tiene dos elegantes baños privados con agua caliente, lavabo, inodoro, iluminación y controles digitales para el agua.

Si despertaste esta mañana y te bañaste en la comodidad y privacidad de tu propio baño, considérate afortunado: en el mundo hay más de 100 millones de personas sin hogar, según una conservadora estimación de la ONU hecha en 2005. Mismas que por supuesto no tienen un lugar donde ducharse y limpiarse.

Pero en San Francisco, Estados Unidos, dónde el número de gente sin techo ha crecido 7 por ciento en la última década, una organización sin fines de lucro está instalando baños sobre ruedas y manejándolos hacia aquellos que los necesitan.

Fuente
Fuente

El grupo ‘Lava Mae‘, reequipa autobuses urbanos fuera de servicio con baños y los pone en distintos barrios de la ciudad, proporcionando actualmente cerca de 200 duchas cada semana.

El fundador de esta organización, Doniece Sandoval cree que una ducha caliente y privada provee algo esencial: dignidad. «No puedes superar la adversidad, si no tienes dignidad y un sentido de ti mismo», dijo al sitio web Today.

Dionice se interesó en el tema en 2012 e investigó cuantos baños públicos existían en la ciudad. Sus hallazgos fueron terribles: Solo había 16 para un estimado de 3 mil 500 personas que duermen en la calle a diario.

«Empecé a preguntarme a mi mismo, si puedes poner comida gourmet sobre ruedas y llevarla a donde quieras, ¿por qué no tener duchas móviles y excusados».

-Sandoval-

En una ocasión, él escuchó que la ciudad iba a retirar viejos autobuses que funcionan con diesel, por lo que pensó «Yo los quiero». Tres años después, Lava Mae tiene 3 camiones donados por la ciudad. Dos operan actualmente en diversos puntos de la ciudad y el tercero será entregado en 2016.

Fuente
Fuente

Un hombre que se identificó como Bobby dijo que cuando está limpio no es molestado, está tranquilo, la gente es amable con él y que se siente como un hombre nuevo.

Cada autobús de Lava Mae tiene dos baños privados y uno de ellos es accesible para personas con movilidad limitada.

Fuente
Fuente

Junto con la ducha básica -con agua caliente-, lavabo e inodoro, los elegantes espacios tienen una iluminación suave y controles digitales para el agua.

Fuente
Fuente

«A pesar de que sólo se va a estar en el autobús durante 20 minutos más o menos, es un momento de total privacidad y para recargarte a ti mismo en un montón de maneras».

La fundación consigue recursos mediante donaciones y actualmente se encuentran lanzando un programa de afiliaciones para que este servicio se pueda reproducir en otras ciudades.

Puede interesarte