Por Hisashi Tanida
25 agosto, 2017

En una hermosa tarde en Beaufort County, Carolina del Sur, Estados Unidos, Robert y Gee Decy daban una caminata cerca del puente McTeer. Mientras pasaban, se dieron cuenta de un pequeño detalle a los pies del río que no los dejó tranquilos: un pequeño gato bebé luchaba por mantenerse vivo trepando a los cimientos del puente.

Todavía no entiendo como alcanzaron a mirarlo. El diminuto bebé trataba de subir hasta la plataforma, sin embargo, sus posibilidades eran nulas. Robert y Dee consiguieron un bote y partieron a su rescate, sin embargo, una hazaña así nunca se logra de manera tan sencilla, ya que la la marea y la corta distancia que tenían para rescatarlo pusieron complicado el panorama.

El animalito no tenía más de dos semanas de vida y la pareja cree que fue arrojado desde el mismo puente por sus dueños anteriores. Una vez a salvo, la pareja lo llevó a un veterinario que lo diagnosticó como un gato sano sin heridas.

Dee y Robert ahora viven junto al gato que salvaron ¡Son unos héroes!