Por Elena Cortés
14 abril, 2016

Pasó más tiempo tomándose selfies que retratando el momento único de estos dos enamorados.

Muchos dicen que el día que te casas es uno de esos momentos para recordar toda la vida y obviamente esperas que todo salga perfecto, tal y como siempre te lo imaginaste. Desgraciadamente, este no es el caso de Paul y Charreen Wheatley que pagaron 500 euros para que una fotógrafa captara todos esos pequeños instantes pero pasó todo lo contrario.

La pareja cuenta que, la aun estudiante, Chloe Johnston les arruinó su boda después de haber llegado 45 minutos tarde y haber usado más tiempo tomándose fotos ella misma, en vez de los novios. 

boda
Carters News Agency

“Las fotos no son para nada el reflejo de nuestro día y desgraciadamente ya no podemos reemplaarlos. Están horribles, la mayoría no están ni tomadas adecuadamente…”

La pareja a Daily Mail 

boda2
Caters News Agency

Incluso cuentan que para cuando tuvo que tomarles las fotos personales, antes de la boda, no se logró nada bueno porque llegó sin ningún equipo de luz .

boda12
Caters News Agency

Afirman, también,  que se encuentran totalmente enojados porque las únicas 15 fotos que les entregó, están mal tomadas y ni se les nota la cara. Eso sí, la fotógrafo se tomó su tiempo tomándose autoretratos en la cabina de fotos. 

foto3
Caters News Agency
foto2
Caters News Agency
fto1
Caters New Agency

Ellos no dudaron en demandarla y ahora Johnston debe pagarles una indemnización de 605 euros la cual rectificó que si están tan decepcionados con sus fotos debieron contratar a otra persona y no una estudiante, para que les saliera más barato. 

cvart
Caters News Agency

Puede interesarte