Por Irene Cereceda
25 agosto, 2016

¡Por fin!

Una excelente noticia para todas aquellas personas que sufren de diabetes y que diariamente tienen que soportar el dolor de las inyecciones de insulina, es la que entregaron recientemente químicos de la Universidad de Niágara de Nueva York, quienes están desarrollando una píldora que reemplazaría los habituales y dolorosos pinchazos.

Millones de personas podrían ya dejar atrás la obligación de tener que soportar los intensos dolores de las inyecciones, gracias al trabajo que están realizando expertos.

1
Getty Images

Según cifras entregadas por la Organización Mundial de la Salud, en el mundo, cerca de 420 millones de personas padecen esta enfermedad y, anualmente, 3,7 millones de las muertes mundiales se atribuyen a la diabetes.

La diabetes es una enfermedad causada por los altos niveles de azúcar que circulan en la sangre y que causan daños orgánicos que pueden ser fatales.

Las personas que tienen diabetes tipo 1 se les diagnostica esta enfermedad durante la infancia, ya que se atribuye a un desorden autoinmune, en tanto, los que sufren diabetes tipo 2, se les declara a más avanzada edad y, generalmente, se les atribuye a niveles de obesidad y sedentarismo.

Las personas con diabetes tipo 1 deben inyectarse diariamente de manera obligatoria, en cambio, los pacientes con tipo 2 pueden normalizar sus niveles de glucosa con algunos cambios de vida y ciertas drogas. Sin embargo, si la enfermedad sigue progresando, también deberán inyectarse.

¿Por qué es tan importante esta píldora?

Bueno, todos sabemos lo doloroso y molesto que deben ser las inyecciones diarias. Y es por eso, que esta píldora es tan importante ya que ahorraría el dolor a un gran número de diabéticos.

Muchos podrían preguntarse; ¿por qué es tan novedoso una píldora de insulina? O pensar, ¿por qué no fue creada antes?

La insulina es una proteína que no es compatible con el ambiente ácido del estómago. Por eso, cualquier medicamento vía oral hecho de insulina se degradaría instantáneamente en el estómago antes de tener la posibilidad de llegar a los intestinos y el sistema circulatorio donde son necesarias para bajar los niveles de glucosa.

La profesora Mary McCourt de la Universidad de Niágara de Nueva York, es la líder del equipo que está desarrollando esta píldora y explica por qué esta píldora soportaría el PH ácido del estómago.

«Hemos desarrollado una nueva tecnología llamada «cholestosome» que consiste en una partícula neutral a base de lípidos que es capaz de hacer cosas bastante interesantes».

Esta píldora vendría con un «abrigo protector» hecho de grasa que protegerá la insulina cuando llegue al estómago y así pasará de manera exitosa al sistema digestivo y sanguíneo.

2
Getty Images

El descubrimiento está siendo testeado en exámenes de laboratorios y el equipo de la profesora McCourt expondrá sus descubrimientos en Filadelfia en la junta anual de la Sociedad Química Americana.

Una esperanza para los miles de personas que sufren de diabetes y podrán reemplazar en un futuro la molesta inyección por una píldora.

¡Bien por el equipo de expertos de la Universidad de Niágara!

Puede interesarte