Por Elvira Vergara
7 agosto, 2015

¡Esperemos que algún día todas las prisiones puedan ser como esta!

En la cárcel de Halden, la única medida de seguridad que impide que los reclusos se escapen es una pared de hormigón de 7,6 metros de altura. Aquí no existen las torres de seguridad, las armas, ni el cerco eléctrico; aquí se trata a los reclusos con respeto, y se les entrega las herramientas para que puedan desarrollar habilidades que les permitan reintegrase a la sociedad cuando terminen su condena.

[Un tour por una cárcel de Noruega te hará cuestionar cuan efectivo es el sistema judicial de tu país]

Al entrar a este lugar, pensarías que estás en un campo universitario, un hospital o una escuela. Es que la cárcel de Halden parece todo menos una cárcel: un bosque de pinos y abedules rodean una construcción de ladrillo obscuro con ventanas elegantes, donde hay patios de pasto y piedras.

3fbd39feff6fa41176d80d36658df508

Guia L

Aquí los prisioneros pasan 12 horas al día en sus celdas, esto es un número bastante reducido si se lo compara por ejemplo, con algunas cárceles de Estados Unidos en donde los reclusos pasan 23 horas.

Es que en Noruega se gasta un presupuesto de $90.000 dólares al año por recluso, esto es tres veces más de lo que se gasta en Estados Unidos; y la verdad es que esta es una muy buena inversión ya que en Noruega la tasa de reincidencia es menos del 30 por ciento, la mitad que en Estados Unidos.

Pero en la cárcel de Halden, también existe la disciplina. Todos los que no asisten a clases, a consejería o no siguen las reglas, son enviados a prisiones convencionales.

889829de75ae0743d1690719b610d498

Lizette Moguel

Todas las habitaciones son privadas y cuentan con una televisión de pantalla plana, muebles de madera, una nevera y una ducha. Pero no es solo la arquitectura lo que hace que esta sea una cárcel única, aquí el ambiente es muy relajado si se la compara con otras cárceles. Por ejemplo, se puede ver al personal de seguridad jugando bádminton, almorzando o en el gimnasio con los internos.

eb167cb9fdf64f09c95e1f70b878ead0

Elizabeth O’Donovan

En esta cárcel se puede ver a un preso condenado por asesinato, aprendiendo a soldar o pintando cerámicas. Si ese mismo preso estuviera en otra cárcel, estaría encerrado 23 horas al día en su celda. Halden se centra en dar a la gente una segunda oportunidad,  antes que una cárcel Halden es un camino para la reintegración a la sociedad.  

¡Esperemos que muchos países tomen el ejemplo de Noruega!

Puede interesarte