Por Josefina Bonnefont
4 octubre, 2016

Sólo le faltó fumar un poco de marihuana para rematar «con broche de oro».

Este es cuento viejo. ¿Recuerdas a la periodista que dijo fuck it y renunció en vivo? Bueno, en estos momentos más le vale estar buscando un buen abogado porque arriesga una gran pena en prisión, pero no por sus dichos en cámara. Su nombre es Charlo Greene, y el video del que estamos hablando se hizo viral en 2014, cuando la chica estaba presentando una noticia acerca de la legalización de la marihuana en Alaska, por la cadena de televisión KYVA.

Sin embargo, una batalla legal se ha estado librado sin que el público lo note. A pesar de que podría resultar en que esta defensora de la marihuana termine en la cárcel, cumpliendo sentencia por hasta 54 años.

Los cargos están relacionados con el Club de Cannabis de Alaska, el cual Greene creó seis meses antes de que el Estado votara a favor de legalizar el uso recreativo de la marihuana.

Charlo Greene
Charlo Greene-AP

Después de una serie de acciones descubiertas e incursiones dentro del club, la chica ha sido inculpada de 14 ofensas por «mala conducta de una sustancia controlada», lo que podría significarle una sentencia de más de medio siglo. ¡Oh, Charlo, cómo te metiste en esto!

En tanto, la policía ha reclamado que los miembros del club pudieron haber hecho varias ventas encubiertas en el lugar, y a pesar de que la formalizada periodista no está directamente involucrada en el suceso, su nombre está asociado al club, obviamente.

Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente
Autor desconocido, ayúdanos a encontrar la fuente

El verdadero nombre de la mujer es Charlene Egbe, quien se ha declarado inocente frente a los cargos. Sin embargo, aunque los expertos señalen que es poco probable que la chica enfrente más de cinco décadas en prisión, la muchacha señaló que está luchando para no preocuparse.

La chica conversó con el diario británico The Guardian acerca del juicio que se le avecina. La mujer, de 28 años de edad, lo llamó «un linchamiento de hoy en día».

«Me provoca mareos tratar de darle sentido a todo esto. Literalmente podría costarme el resto de mi vida adulta».

-Declaró Charlo-

¡Es un poco surreal todo esto!

Puede interesarte