Por Ignacio Mardones
6 abril, 2016

Y el pequeño llamado Yohan no estaba solo.

Los arqueólogos están descubriendo cosas fascinantes. Tras mucho excavar en la tierra, en el año 1994 se hallaron cientos de cuerpos momificados bajo una iglesia en Hungría. Dos de ellos fueron sujetos a una observación más detallada: el cuerpo de una mujer llamada Veronica y el de su hijo de 1 año llamado Yohan. Los análisis están siendo llevados a cabo en el Orange County Global Medical Center in Santa Ana, de California.

Mira cómo está resultando el proceso:

httpv://youtu.be/YytIpjlzg5g

Se sabe que la causa de muerte fue la tuberculosis, sin embargo las tomografías virtuales podrán determinar otros factores y darnos pistas sobre cómo fue su vida hace 300 años.

En esos años se sabe que murieron muchos niños, pero todavía no se conocen las razones. Los análisis podrán ayudar a los científicos a definir qué fue lo que los afectó.

Captura-de-pantalla-2016-04-06-a-las-10.57.32

Y quizás se descubran muchas otras cosas, porque… ¡Más de 250 momias se encontraron en la misma cripta!

Los resultados de las tomografías serán revelados en el Bowers Museum en la exhibición “Momias del Mundo” que ocurrirá en septiembre del 2016.

¿Qué te pareció?

Puede interesarte