Por Ignacio Mardones
29 abril, 2016

Abre los ojos.

Hace algunos años se han comenzado a ver dispositivos USB instalados en muros de lugares públicos. Esto no ha ocurrido sólo en un determinado país, sino que en todo el mundo y la misma gente es la que impulsa esta tendencia. Al principio todo era incierto, nadie sabía para qué estaban las unidades USB, por lo que surgieron varias teorías extrañas. Ahora ya se ha revelado la intención, la cual es bastante noble: intercambiar archivos sin tener que usar internet.

A continuación puedes informarte más sobre esto. Quizás te motives y quieras poner tu propio pendrive en algún muro de tu ciudad:

httpv://youtu.be/-w0djMq6E0Y

Quien comenzó con esto fue el artista alemán Aram Bartholl. Él quiso crear una red de “persona a persona” anónima y física, en donde todos pudieran intercambiar archivos.

Esto podría ser peligroso para algunos usuarios, sin embargo todo depende de cómo la gente decida utilizarlo. 

¿Qué te pareció el proyecto? ¿Pondrías un USB en tu ciudad?

Puede interesarte