Por Alvaro Valenzuela
21 noviembre, 2016

«…Y deberían anticipar que en cualquier momento habrán llamaradas de intolerancia que deberán enfrentar o que estarán en su interior y que tendrán que vencer…»

Tras la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos muchos de sus detractores alrededor de aquel país y el mundo se han asustado por el discurso a veces extremo y violento del empresario. Cuando ya queda poco para que finalicen los tiempos del presidente Obama este miedo se ha acrecentado, sin embargo el mismo mandatario se ha encargado de dejar una gran lección.

En una entrevista para la revista The New Yorker, Obama compartió con el periodista David Remnick lo que le dijo a sus propias hijas, Sasha y Malia, tras conocer el resultado de la elección y la victoria de Trump:

«Lo que les dije es que las personas son complicadas», me dijo Obama. «Las sociedades y las culturas son realmente complicadas… esto no es matemáticas; esto es biología y química. Son organismos vivos y están llenos de problemas.

Su trabajo como ciudadanos y humanos decentes es constantemente afirmar, alzarse y pelear para que se trate a las personas con bondad, respeto y entendimiento. Y deberían anticipar que en cualquier momento habrán llamaradas de intolerancia que deberán enfrentar o que estarán en su interior y que tendrán que vencer.

Y no se detiene… uno no se queda en posición fetal por eso. No te comienzas a preocupar por el Apocalipsis. Dices, OK, donde están los lugares donde puedo empujar y hacer que todo siga hacia adelante».

¡Palabras que levantan el ánimo! ¡Grande Obama!

Puede interesarte