Por Alvaro Valenzuela
13 septiembre, 2016

Morteza Mehrzadselakjani juega voleibol sentado y su equipo es el gran candidato para llevarse el oro.

Morteza Mehrzadselakjani tenía 15 años y su sueño era hacer una carrera en el básquetbol. Su gran altura le hacía tener las condiciones naturales para este deportes, sin embargo un repentino accidente le cambió la vida para siempre: se cayó en bicicleta, se rompió la pelvis y perdió movilidad truncando sus aspiraciones.

Pero hoy en día, a punto de cumplir 29 y con 2,46 metros, es la gran estrella del seleccionado iraní de vóleibol sentado y sueña con una medalla de oro en los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

morteza-mehrzadselakjani-juegos-paralimpicos-rio_claima20160913_0230_17-2
Río 2016 / Paulo Momia

Mehrzadselakjani es el undécimo hombre más alto del planeta con sus 246 centímetros, según el sitio The Tallest Man. Comenzó a jugar voleibol sentado el 2011, después de que un entrenador lo vio en la televisión y al instante vio su potencial.

morteza-mehrzadselakjani-juegos-paralimpicos-rio_claima20160913_0229_17-2
Río 2016 / Paulo Momia

En marzo de 2016 fue reclutado por el seleccionado iraní y se transformó en una pieza clave del equipo, que según los especialistas, es el máximo candidato al oro en Río 2016.

1473651465413-2
Río 2016 / Paulo Momia

En sus dos primeras presentaciones ganó 3-0. China y Bosnia Herzegovina, el último campeón mundial, fueron víctimas de su poderío. Es tal su eficacia, que en el partido antes los chinos anotó 12 puntos consecutivos desde el saque. Incluso su entrenador se da el lujo de sacarlo para que no se canse demasiado y guardar sus cartas para los partidos decisivos.

Mira este imparable saque que hizo frente a los chinos:

Su historia ha llamado la atención de todo el mundo e incluso la cuenta de Twitter de Río 2016 destacó su gran talento y tamaño:

Mehrzadselakjani, quien padece acromegalia (secreción excesiva de hormona del crecimiento), debe moverse en silla de ruedas ya que después de aquel accidente en bicicleta de su adolescencia, su pierna derecha dejó de crecer. En la actualidad esta tiene 15 centímetros menos que la izquierda.

“Le hemos dado la plataforma para ser campeón Paralímpico. Lo estamos preparando para hacer historia”, dijo Hadi Rezaeigarkani, su entrenador, al sitio oficial de los Juegos. “El era considerado simplemente un tipo extraño y ahora puede ser un campeón”, añadió orgulloso el técnico iraní.

¿Qué te han parecido los Juegos Paralímpicos?

Puede interesarte