Por Ignacio Mardones
7 mayo, 2015

¡Para pasarlo mejor camino al trabajo!

En Japón saben cómo pasarlo bien en situaciones cotidianas, ya que este puente con curvas y diferentes inclinaciones puede servir perfectamente como la montaña rusa de un parque de diversiones. La estructura mide 44 metros de altura y conecta las ciudades de Matsue y Sakaiminato. 

steep-rollercoaster-bridge-eshima-ohashi-japan-2

La forma es distinta a la de otros puentes debido a que los ingenieros debían acomodarlo a las rutas marítimas de los barcos que pasan por debajo.

steep-rollercoaster-bridge-eshima-ohashi-japan-4

Este puente es el tercero más grande del mundo en su tipo y ofrece a los conductores una de las visiones más espectaculares de las ciudades que se extienden hacia ambos extremos.

scariest-bridge-main

¿Te atreverías a bajarlo a máxima velocidad?

Puede interesarte