Por Felipe Carmona
9 marzo, 2016

“Deberían hablarle a sus seres queridos si están en coma. Ellos te oyen”.

Cualquier familia que haya tenido que tomar la decisión de desenchufar a un pariente en estado de coma, sabe perfectamente lo complicado que puede ser ese momento. Pero esta mujer de Arizona, Estados Unidos, vivió algo tan emocionante y milagroso que, sin duda alguna, demuestra la fuerza detrás de una familia unida.

Lyndee Pellettiere-Swapp, de 45 años, pasó 12 días en coma después de que su hijo, Steven, la encontrara inconsciente en su hogar.

CBS 5 Arizona
CBS 5 Arizona

Tras los días más duros que la familia ha pasado, el equipo médico a cargo de la paciente les explicó lo que pasaba con ella, sugiriendo desenchufar los equipos que la mantenían viva (pero inconsciente). Su marido y dos hijos tomaron la difícil decisión y procedieron a pasar, uno a uno, a despedirse de la mujer.

El último en pasar a decir adiós fue el marido que sólo le susurró al oído una simple petición.

“Necesito que luches.”

En ese momento ocurrió lo que nadie esperaba. La mujer, que seguía inconsciente y sin poder hablar, logró responder un fuerte y claro

“¡Soy una luchadora!”

CBS 5 Arizona
CBS 5 Arizona

Ahora, Lyndee recuerda todo y se lo contó a la señal de CBS 5 Arizona, y en la entrevista explicó algo que sólo puede decir alguien que pasó por lo que ella vivió.

“Estar inconsciente no significa que no puedes oír. Así que deberían hablarle a sus seres queridos si están en esa situación. Ellos te oyen.”

httpv://youtu.be/ntme61NAxqQ

Puede interesarte