Por Francisco Armanet
1 junio, 2016

Este acto nos hace volver a creer en las personas.

En el mundo en que vivimos pasan demasiadas cosas, algunas muy terribles y otras que nos hacen volver a creer en la bondad y el amor. Sin embargo, cuesta pensar que los actos del ser humano sean siempre genuinos y desinteresados. Da la impresión de que hasta las acciones más nobles tienen un objetivo específico, aunque este sólo sea sentirnos gratificados por haber ayudado a alguien. Y que así sea da lo mismo, pues de alguna u otra manera, hay un bien que se ha llevado a cabo.

Pero lo que es muy raro de ver, es lo que hizo esta persona al dejar un billete de 10 dólares junto a una nota en el auto (con placa patente del ejercito) de un ex soldado de guerra. Los motivos eran, simplemente, grandiosos.

LITTLETHINGS
LITTLETHINGS

La guerra trae consigo dolor, tristeza y mucho sufrimiento. Es duro y somos afortunados los que no hemos tenido que vivir una realidad tan terrible, pero las personas que sí han pasado por la crudeza del campo de batalla, saben de lo que se trata. 

Este ex soldado de Vietnam almorzó un día como cualquier otro en el local cerca de su casa, pagó la cuenta y salió caminando hacía su vehículo. Al acercarse y ver que había una nota en el parabrisas, temió que la policía le hubiera pasado una infracción, pero al tomarla y abrirla, vio que se trataba de algo completamente distinto.

LITTLETHINGS
Facebook

El papel decía:

“El almuerzo lo pago yo, soldado. Gracias por su valiente y dedicado servicio. -De un marino retirado-“

El acto es maravilloso…

Y claro, entre dos personas que sirvieron a un mismo país se entienden a la perfección, pero ¿no es admirable el deseo genuino que nace en alguien por hacer algo así? ¿Qué razones tenía el ex marino para dejar la nota y pagarle el almuerzo al ex soldado de Vietnam que ni conocía? 

Probablemente se sintió identificado, quizás vio en el veterano a alguien que vivió cosas similares a él y quiso alegrarle el día. Pero da lo mismo, sea cualquier sea el motivo por el que lo hizo, esto se llama:

Grandeza de corazón.

Puede interesarte