Por Elena Cortés
7 abril, 2016

Salió positivo y alcanzó a combatir el cáncer.

Aunque no lo creas los test de embarazo no sólo se utilizan para saber si en 9 meses habrá un miembro más en la familia, los doctores usualmente lo usan como uno de los métodos para descartar algún tipo de cáncer testicular . Ese fue el caso de Byron Geldard, un joven británico al que le detectaron cáncer testicular avanzado a los 18 años.

“Allí estaba yo con una prueba de embarazo positiva y algo que crecía dentro de mí. Yo pensé que iba a terminar en un documental”

-Byron Geldard al Telegraph-

Todo inicio con un dolor al costado del cuerpo pero cuando fue al doctor le dijeron que se trataba solamente de un dolor muscular. Después de unas vacaciones, el inglés fue nuevamente al doctor porque tenía un bulto en el cuerpo y se le descubrió un tumor. “No sabían que tipo de cáncer era, el médico me decía cosas, pero no eran claras. Salí de la habitación y me desmaye” , afirmó.

Después de que le tomarán el test de embarazo, salió positivo y fue diagnosticado con cáncer testicular etapa 4 la cual se había extendido a sus pulmones y abdomen.

b1

Byron se sometió a una cirugía para que le extirparan el tumor del testículo, abdomen y una parte detrás del estomago. Pasaron algunos meses y los exámenes revelaron que estaba libre de cáncer.

“Fue una sensación muy extraña. Me dijeron que estaba bien de nuevo, que podía volver a la normalidad, pero mi forma de pensar ha cambiado completamente. Antes que todo esto ocurriera estaba casi seguro que viviría hasta alrededor de los 85. Hubo una frase que me ayudó: ‘Ayer es historia, mañana es un misterio y hoy es un regalo’. Puede ser de Kung Fu Panda, pero es lo que siento”.

-Byron-

Ahora Byron es el embajador de Teenage Cancer Trust y con su historia espera siempre ser una ayuda a otros que están pasando por momentos muy difíciles.

Puede interesarte