Por César Ruiz
24 diciembre, 2015

Trabaja de 12 a 14 horas al día y se considera el hombre más feliz del mundo.

Esta es una gran historia de un hombre ordinario buscando dejar un recuerdo extraordinario y ser un excelente ser humano. D. Prakash es un vendedor de té de 58 años de edad, en Cuttack, India, que dirige una escuela de un barrio pobre para 70 niños de escasos recursos. Todo esto solventado con el 50 por ciento de sus ganancias. Además en toda su vida ha donado sangre 205 veces.

Fuente
Fuente

«Soy un vendedor de té. Vendo té y el 50% de mis ganancias las gasto en esta escuela».

-Prakash-

Fuente
Fuente

Prakash ha estado trabajando como vendedor de té desde los 7 años. Por lo tanto, decidió llevar la escuela a los niños que no pueden pagar la educación.

Captura de pantalla 2015-12-22 a las 18.04.36
Fuente

En su juventud, a Prakesh le hallaron un tumor en la médula espinal que lo afectó en su juventud y casi lo deja inmóvil. Sus familiares no eran compatibles para donarle sangre pero una persona anónima, que él cree que fue enviada por Dios, le dio sangre gratuita por 6 meses, lo que salvó su vida.

A pesar de haber pasado por muchas dificultades este hombre se siente muy agradecido con la vida y con la sociedad. Además dice se considera como la persona más feliz de este mundo.

Fuente
Fuente

Mejor mira el video y conoce la inspiradora historia de Prakesh:

httpv://youtu.be/3RZFSIt5MD0

Al igual que este hombre, todos podríamos tener una mejor actitud y hacer más por los demás. ¿Qué opinas?

Puede interesarte