Por Alvaro Valenzuela
26 junio, 2015

Es un ejemplo para todos los niños del mundo.

Joyce Torrefranca vive en Cebú, Filipinas y una noche caminando por las calles de su ciudad se topó con una imagen increíble. Afuera de un McDonald’s, en plena acera, se encontraba un niño sentado junto a una banca de madera haciendo las tareas de la escuela. Torrefranca es alumna de la Universidad de Doctores de Cebu y el chico le pareció tan inspirador que le sacó una foto y decidió subirla a Facebook.

I got inspired by a kid ❤️

Posted by Joyce Torrefranca on Martes, 23 de junio de 2015

«Como estudiante, él fue una inspiración para trabajar más fuerte. Soy afortunada de que mis padres pudieron enviarme a la escuela. Yo voy a estudiar a cafés pero este niño me impactó. Uno no necesita mucho, solo hay que estar determinado y enfocado en las cosas que uno quiere lograr. Espero que este niño inspire a millones de personas».

El niño se llama Daniel Cabrera y tiene nueve años. Según la jefa del local de McDonalds’s, Daniel, su madre y su hermano pequeño de 7 años suelen pedir limosna afuera a la gente que pasa y aprovechan de hacer sus tareas después de la escuela en la calle pues en su hogar no tienen electricidad.

Norman Hams Hicban, un usuario de Facebook, compartió la foto que tomó Torrefranca y logró que esta se volviera viral en las redes sociales. Gracias a esta gran difusión la historia llegó a oídos de algunas organizaciones sociales que se han ofrecido para ayudar a los pequeños. Espero que niños tan sacrificados como estos, que con poquísimos recursos optan por hacer sus deberes con mucha responsabilidad, tengan la ayuda que merecen.

Puede interesarte