Por Ignacio Mardones
21 abril, 2016

1 persona entre 30 millones sufren esta enfermedad.

Puede ser una de las enfermedades más terribles que existen. También es de las más raras, ya que el síndrome de Ondina afecta a una persona entre 30 millones. Liam ha tenido que vivir con ella desde años. Y no ha sido nada fácil, sin embargo, es un chico sonriente que no se deja vencer por las adversidades. De quedarse dormido, el chico dejaría de respirar y moriría en aproximadamente una hora. Una siesta podría matarlo. Sólo pensar en lo que eso significa para los padres, llega a ser algo estresante. Para conocer más de su vida, reproduce el siguiente video:

httpv://youtu.be/I78wbB7PS8o

El síndrome de Ondina, también llamado «síndrome de hiperventilación central congénita», hace que Liam esté siempre en riesgo constante de morir. Por las noches debe conectarse a una máquina que respira por él.

Su madre tiene que tomar miles de precauciones para no perderlo de vista. Es un trabajo duro, pero está feliz de que su pequeño se muestre tan alegre.

Como si fuera poco, Liam también ha tenido que luchar contra el cáncer y una enfermedad al colón. El chico ha demostrado una enorme valentía en los 12 años que lleva de vida.

Su mayor sueño es convertirse en conductor de trenes. Después de todo lo que ha logrado superar, es casi seguro que cumplirá su meta…

¿Qué te pareció el caso?

Puede interesarte