Por Simona Villela
29 abril, 2016

Aunque cueste mucho ver esto, es necesario.

Este video me hizo llorar. Rick Ellis perdió a su hija Lindsey en sólo 6 años de edad cuando un conductor ebrio la atropelló. Afligido, Rick se situó en su tumba entre lágrimas e hizo una súplica emocional a aquellos que todavía conducen bajo la influencia del alcohol, para que tomen realmente conciencia de lo que un acto desconsiderado puede llegar a causar.

Mira el conmovedor mensaje de este padre:

httpv://youtu.be/aZPyue4BNSI

Si vas a beber, deja las llaves (y obliga al resto que lo haga)

Puede interesarte