Por Josefina Bonnefont
7 noviembre, 2016

Los pequeños no se lo esperaban.

Ser padre, querer y educar a los hijos puede ser una ardua tarea. Sin embargo, este padre inglés supo exactamente cómo darle a sus niños la mejor de las lecciones de comportamiento de la historia. Aunque no lo parezca… él salió ganando y los chicos aprendieron de sus errores.

Facebook
Facebook

Lee Wilshire, hizo exactamente lo necesario para que sus hijos dejaran de reclamar y velar por su salud mental.

Los pequeños, Lydia y Jake, no paraban de quejarse de que querían ir a McDonald’s, así que Lee utilizó su arma secreta para dejarlos callados.

Los llevó al restaurante de comida rápida, como había prometido, pero en vez de ordenarles comida para ellos, sólo pidió un menú para él.

¡Genio!

Llegar a McDonald’s podría haber parecido una victoria para los niños, pero fue totalmente lo contrario.

No les ordenó ABSOLUTAMENTE N-A-D-A.

“Los niños realmente me estaban molestando en Tescos, peleando y haciendo espectáculos, así que los llevé a McDonald’s como había prometido y sólo ordené para mí. Ellos comieron frijoles cuando regresamos a casa”.

-Lee en Facebook-

Si yo fuera Lydia o Jake, realmente me sentiría como la mierda. ¿Imaginan los llevan a su restaurante de comida rápida preferido, pero no pueden comer nada? Qué horrible.

Pero bueno, ¡esa era la idea! Lee compartió esta fotografía justo después de pasar por el restaurant:

Facebook
Facebook

Miren sus rostros

“Recibí una mirada de Lydia, que no sé cómo describir, pero podría matar, eso obtuve. Ella estaba sentada en el copiloto y trató de darme la espalda, pero seguía mirándome con los ojos en furia. Me pidieron que los llevara de vuelta, pero me mantuve firme. Les comenté lo que había ocurrido y por qué, y como castigó no iban a tener el almuerzo que esperaban”.

-Lee a Metro-

Finalmente, Lydia y Jake comprendieron lo ocurrido y aprendieron la lección. Mientras que su padre disfrutaba un cuarto de libra con papas frita.

Ya me dio hambre.

Puede interesarte