Por Juan David Montes
17 octubre, 2016

«… su lugar es mi cocina, mi comedor y el resto de habitaciones de mi casa».

El pasado viernes 14 de octubre, Muhammadu Buhari, el presidente de Nigeria, se reunió en Berlín con su homóloga alemana, la canciller Angela Merkel.  Durante una conferencia de prensa en la que se le preguntó su opinión con respecto a declaraciones hechas por Aisha Buhari, su esposa, en las que manifiesta que no lo respaldaría en las próximas elecciones y lo acusó de no conocer a la mayoría de altos cargos que ha nombrado.

Muhammadu sorprendió a la audiencia con su respuesta:

httpv://youtu.be/2jwcFC0QUv0

«No sé exactamente a qué partido apoya mi mujer, en realidad su lugar está en mi cocina, mi comedor, y el resto de las habitaciones de mi casa».

Lo irónico de la situación es que el pronunciamiento haya ocurrido justamente en frente de Angela Merkel.

Ante las críticas despertadas por el comentario del presidente, su portavoz oficial publicó dos tuits en los que, sin retractarse de lo dicho, pretende restarle peso a la situación:

Mis amigos, ¿no puede un líder tener algo de sentido de humor? El presidente se rió antes de hacer el comentario.

El presidente respeta el lugar de la mujer en nuestra sociedad. Él cree en las habilidades de las mujeres.

¿Sentido del humor?

Más bien hay que perder el sentido del oído para pensar que lo dicho por este presidente fue gracioso.

Puede interesarte