Por Paulina Flores
13 enero, 2016

«Yo estaba saliendo con una chica hace poco y me gustaba … las cosas iban bien hasta que llegamos al desnudo…».

A los 16 años, Lewis Flint se tatuó el dibujo de la marca de aspiradoras Henry Hoover alrededor de sus genitales. A sus 21 años comprende que no pudo encontrar peor lugar en su cuerpo: lo que le parecía tan chistoso en la adolescencia, hoy le impide tener una relación amorosa. No soportó el dolor de la cirugía láser y Henry sigue ahí…  

728TATU
C4, Bodyshockers

Lewis, que trabaja como gerente en el bar Seven Seas en Rydal Avenue, ha insistido en que no se arrepiente de su tatuaje subido de tono, pero que le ha costado varios malos ratos cuando chicas se trata:

«Yo estaba saliendo con una chica hace poco y me gustaba … las cosas iban bien hasta que llegamos al desnudo.Cuando vio el tatuaje ella dijo ‘¿Qué es eso? ¡Me voy!’ Me apenó. Desde que me lo hice nunca pensé que iba a lamentar mi tatuaje»

-Lewis Flint-

Trató de hacer cirugía de láser para borrar el dibujo, pero era demasiado doloroso y desistió de continuar.

728TATUAJE
C4, Bodyshockers

Su tragicomica historia será contada por el programa Bodyshockers. 

Puede interesarte