Por César Ruiz
27 abril, 2016

Los dos son maestros, pero las consecuencias de su trabajo como modelos son totalmente opuestas.

En los últimos días, dos historias de profesores que al mismo tiempo trabajan como modelos de ropa íntima han salido a la luz, pero por razones que contrastan demasiado y que a la vez muestran cómo la sociedad ve la sensualidad. Ese doble estándar en donde existe una diferencia en el trato hacia la mujer y el hombre.

Por un lado está el caso de Gemma Laird una asistente de profesor en una escuela primaria de Durham, Inglaterra que fue despedida por culpa del modelaje.  La atractiva chica de 21 años también se sacaba fotos para una tienda de ropa por lo que habían imágenes de ella posando con ropa interior y lencería. Un padre descubrió esto y decidió quejarse con en la escuela dando como resultado que Laird perdiera su trabajo.

Memento Studios / SWNS Group
Memento Studios / SWNS Group

Durante las primeras semanas de enseñanza, Gemma mostró una gran capacidad para comunicarse con los pequeños de primer grado y no tuvo problema alguno con las autoridades de la institución.Los niños incluso le tomaron cariño. Además, Laird contó a medios locales que en la escuela estaban conscientes de su otro trabajo en Lexi Fashions, la tienda.

A pesar de esto la mujer fue despedida antes de cumplir un mes de trabajo. La directora la mandó llamar para comunicarle que “se veía en la necesidad de despedirla tras las quejas de un padre de familia”.

“Me dijeron que no querían dañar la reputación de la escuela y que la gente perdería el respeto a la escuela si se enteraran de que yo era una modelo”.

Memento Studios / SWNS Group
Memento Studios / SWNS Group

«Me trataron como prostituta», declaró la joven a medios del Reino Unido.

Una historia similar pero con diferente desenlace es la de Pietro Boselli, un maestro de matemáticas de una Universidad de Inglaterra y se convirtió en el rostro de Giorgio Armani.

Had the pleasure to meet @marianovivanco today!

A photo posted by Pietro Boselli (@pietroboselli) on

Él fue descubierto por un alumno que buscó su nombre en Google y miró su trabajo como modelo. Desde esa ocasión, los medios lo han bautizado como el «maestro más sexy del mundo». 

The locker room. A place where decisions that will shape your future are made.

A photo posted by Pietro Boselli (@pietroboselli) on

Los dos casos habían pasado un poco desapercibidos en redes sociales, hasta que un popular usuario publicó un tuit contrastándolos.

Como se puede observar, la publicación ha sido retuiteada más de 21 mil veces, en gran parte debido al contraste de las diferentes consecuencias que les dejó combinar una carrera como modelos y ser profesores.

Además, ese tuit inspiró una importante reflexión en el sitio Mic.com de parte de la usuaria Ellie Krupnick, quien realmente tiene varios puntos a destacar.

«Las mujeres están sujetas a duras críticas por mostrar sexualidad, mientras que a los hombres los celebran cuando hacen lo mismo», indica.

También da el ejemplo de Kim Kardashian, que como todos hemos visto, cada vez que sube una fotografía nueva –aun más si es en topless– es blanco de cualquier descalificación y juzgada por la sociedad e incluso los medios.

Aunque esta doble cara de la sociedad no va a cambiar en el futuro cercano sí podemos dar pasos para derribar los prejuicios y estereotipos que tanto nos limitan.

 

Puede interesarte