Por Paulina Flores
5 enero, 2016

Estas son las consecuencias de tener un «enero seco».

Debido a las fiestas de navidad y año nuevo, diciembre es uno de los meses en que más se bebe alcohol. Mucho alcohol. Por eso, es que desde hace algún tiempo el concepto de «Dry January” o “Enero Seco” invade las redes sociales. Creado en el Reino Unido, la idea es no tomar ni una gota de alcohol durante los primeros 31 días del año, y compensar así, las grandes dosis ingeridas entre el 25 y el 31. ¿Pero cuales son los reales beneficios de un «Enero Seco»? Científicos quisieron averiguarlo y llegaron a interesantes conclusiones.

El estudio fue publicado en la revista Health Psychology. Los investigadores observaron a 857 hombre y mujeres del Reino Unido,  que además de permanecer sobrios durante un mes, tuvieron que llenar tres cuestionarios: uno al inicio del «Enero seco»,  otro un mes después y uno seis meses después.

Sólo el 64% de las personas completaron los 31 días sobrios. Sus reportes arrojaron que en los meses siguientes consumieron menos bebidas y tuvieron puntajes más bajos en la Prueba de Identificación de Desordenes en el Uso del Alcohol, comparado con otros participantes del estudio.

La principal conclusión de la investigación fue que la sobriedad de un mes puede afectar los hábitos al beber. Durante los siguientes 6 meses, quienes participaron en el «Dry January», bebieron menos veces por semana, consumieron menos bebidas al día y estuvieron ebrios con menos frecuencia.

También se reportaron beneficios añadidos, como una mejor función del hígado, presión arterial baja y un menor riesgo de enfermedades hepáticas y diabetes. Los investigadores señalaron que las personas que no terminaron exitosamente con el mes de sobriedad, también pudieron experimentar cambios positivos en sus hábitos.

Así que, si tu meta es dejar el alcohol paulatinamente, comprometerte con un»Enero seco» o renunciar al alcohol durante un mes, puede ayudarte de manera significativa.

Puede interesarte