Por Alvaro Valenzuela
10 Febrero, 2016

Llevas años oyendo hablar de ella, pero ¿es mejor que la sal de mar o la clásica sal de mesa?

Seguramente has oído acerca de la sal cristalina del Himalaya y sus grandes beneficios. Se ha puesto de moda como un alimento sano y algunos dicen que puede ser mejor que la sal marina y sal de mesa. Su uso puede expandirse desde la cocina hasta el baño e incluso se cree usa para purificar el aire en algunos lugares.

¿De dónde proviene?

Hace unos 200 millones de años había una gran cama de sal marina que estaba cubierta por lava. Debido a que esta sal se envolvió posteriormente con nieve y hielo durante miles de años, se protegió de la contaminación y se conserva en un entorno prístino. La cordillera del Himalaya pasa a través muchos países de Asia: China, Nepal, Myanmar, Pakistán, Bután, Afganistán y la India. Se cree que esta sal rosa es la sal más pura que se puede encontrar en el planeta.

Sus minerales y energía

La sal del Himalaya contiene los mismos 84 minerales y elementos que se encuentran en el cuerpo humano. Algunos de estos minerales incluyen: cloruro de sodio, sulfato, calcio, potasio y magnesio. Esta sal tiene menos sodio por porción que la sal de mesa ya que es menos refinada y las piezas son más grandes. Otra gran característica de esta sal es que debido a su estructura molecular única almacena energía vibratoria. Además, sus minerales tienen una forma coloidal lo que significa que son lo suficientemente pequeños para que nuestras células los puedan absorber fácilmente.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • Ayuda en la salud vascular
  • Ayuda a tener pulmones sanos y una mejor función respiratoria
  • Promueve un equilibrio de pH estable dentro de las células
  • Reduce los signos del envejecimiento
  • Promueve patrones de sueño saludables
  • Aumenta la libido
  • Evita los calambres musculares
  • Aumenta la hidratación
  • Fortalece los huesos
  • Reduce la presión arterial
  • Mejora la circulación
  • Desintoxica el cuerpo de metales pesados

Comparación con otras sales

A pesar de que la sal de mar puede ser una gran opción antes que la sal de mesa, cada vez más este producto se está volviendo más procesado ​​y los océanos también están más contaminados. Debido a las condiciones prístinas en que la sal del Himalaya se ha guardado se dice que es la sal más pura disponible en la actualidad.

La sal de mesa se le despoja de la mayor parte de sus minerales con excepción del sodio y el cloruro. Luego se blanquea y se limpia con productos químicos y finalmente se calienta a temperaturas extremadamente alta. El yodo que se agrega a la sal de mesa es casi siempre sintético y a nuestros cuerpos les cuesta absorberlo. Generalmente se trata con agentes antiaglomerantes, lo que impide que la sal se disuelva en el agua formando grumos de sal. Esto puede causar problemas de salud graves. Estudios señalan que por cada gramo de sal de mesa que nuestro cuerpo no puede absorber, este utiliza 20 veces la cantidad de agua celular para neutralizarlo.

Esto es en gran parte la razón por la que la sal se ha ganado tan mala fama en los últimos años. No es necesariamente la sal que la no es saludable para nosotros sino que la sal de mesa refinada. Aparte de eso, muchas personas están consumiendo alimentos demasiado procesados. Estos alimentos contienen cantidades astronómicas de sal. No se trata de limitar la ingesta de sal, se trata de consumir más alimentos naturales, caseros.

Usos de la sal del Himalaya

Se puede usar para cocinar y salar todo tipo de comidas. Obviamente molida es mucho mejor. También se puede usar para darse un gran baño de tina ya que sus nutrientes estimulan la circulación y alivian los músculos doloridos. La sal del Himalaya contiene más de 80 minerales nutritivos para la piel por lo que servirá como una gran terapia para el cuerpo y el alma. Incluso hay lugares donde se utiliza para purificar el aire con lámparas de roca.

Te puede interesar