Por César Ruiz
14 enero, 2016

¿Alguna vez te preguntaste qué pasaría si realmente respondieras a un spam? Este hombre lo hizo y comparte una hilarante conversación que duró meses.

Correos electrónicos sospechosos; bonos de seguros no reclamados, resultar ganador de un concurso del que nunca participaste, extorsiones por la supuesta seguridad de un amigo que vive en el extranjero o amenazas de robar la información de tu tarjeta de crédito. El spam se ha vuelto muy común en nuestras vidas. Sabemos que está ahí pero simplemente lo ignoramos o lo eliminamos sin leerlo. 

¿Pero qué pasa si contestas? El escritor y humorista James Veitch hizo el experimento y narra una semana de intercambio de correos con un un spammer que en un inicio le había hecho una oferta un poco extraña.

Fuente
Fuente

La primera carga sería de 25 kilogramos, a lo que él se negó ¡porque era muy poca cantidad! Entonces le propusieron distribuir 50 kg de oro. Se negó nuevamente y la serie de graciosos mensajes enviados y recibidos comenzó a ocurrir. ¡El spammer nunca se imaginó que le contestarían de esa forma!

En una ocasión parecía que el emisor ya estaba harto de James y de la conversación, por lo que prefirió despedirse e irse a dormir.

Fuente
Fuente

El negocio seguía en curso y fue cuando el hombre llamado Salomon le pidió la primera cantidad en efectivo a James. Mira a continuación lo que respondió y la graciosa conversación a continuación:

httpv://youtu.be/ow2NoKCAcWY

Durante su rutina de comedia explicó que se ha dedicado a contestar spam y jugarles bromas a quienes los envían por 3 años. Además describió una ocasión cuando una supuesta esposa de Nelson Mandela le envió un correo electrónico para pedirle dinero.

 

Puede interesarte